Eurogamer.es

Fallout 4 - cómo construir tu asentamiento

Consejos básicos para construir y gestionar tu asentamiento.

En Fallout 4 los jugadores pueden asentar su nueva vida en mitad de un territorio devastado. Mediante el uso del taller y le recolección de materiales y recursos se pueden crear estructuras únicas, así que en esta guía ofreceremos los instrucciones básicas para crear y mantener tus asentamientos en Fallout 4.

Fallout 4 - crea y gestiona tu asentamiento

Poco después de empezar el juego aparecerá la opción de crear nuestra propia base, tanto para nosotros mismos como para otros supervivientes, en forma de asentamiento. Los asentamientos pueden crearse allá donde se encuentre un taller, que permite construir y mover objetos por la zona que esté dentro de la delimitación verde. Para poder construir antes hay que recoger los materiales de los componentes necesarios.

Empieza usando el taller que hay en la calle de tu antigua casa. Con la interfaz abierta camina por la zona en la que tienes pensado crear tu asentamiento. Los objetos con los que puedas interactuar estarán remarcados en verde, mientras que aquellos que estén rotos aparecerán en amarillo. Descarta los amarillos que vayas encontrando y almacena los verdes que quieras usar más adelante.

Cuando hayas recogido una cantidad decente de materiales podrás empezar a construir. Echa un vistazo a los apartados del taller para familiarizarte un poco con los objetos disponibles; cada uno de ellos muestra una lista de componentes que necesitas para fabricar ese objeto en particular. Puedes marcar aquellos que te falten para buscarlos sin problemas, así que no es tan complicado como parece.

Puedes crear o almacenar objetos en cualquier lugar alrededor del taller, siempre y cuando esté remarcado en verde. Si está remarcado en rojo deberás ajustar la posición o buscar otro lugar en el que dejarlo. Si quieres mover un objeto después de haberlo dejado, simplemente márcalo y selecciona el objeto. Si decides que ya no quieres saber nada de un objeto no lo desmontes, ya que eso producirá una cantidad menor de componentes que la que usaste para crearlo. En lugar de eso almacénalo en el taller para usarlo en un futuro.

Mantener un asentamiento

Puedes construir estructuras si así lo deseas, pero poco después de montar tu primer asentamiento tu prioridad es asegurarte de que las necesidades de sus habitantes están cubiertas. Lo más seguro es que tu primer asentamiento sea en Sanctuary; hay varios supervivientes en esa zona, y te pedirán, como siempre, que les ayudes en distintas tareas, lo que hará que te familiarices con los conceptos básicos para mantener el asentamiento.

Primero debes considerar cuántos supervivientes hay en la zona, así que abre el menú del taller y mira la parte superior de la interfaz. Ahí se listarán los supervivientes que haya en la zona, así como otras categorías que debes mantener: comida, agua, energía, defensa, camas y felicidad. El color de esas categorías determina el estado de un asentamiento en concreto.

Un asentamiento feliz

Mantener un asentamiento pasa por asegurarte de que los supervivientes sean felices. Para conseguirlo debes tener suficientes camas, comida, agua, defensa y energía basándote en la cantidad de ellos que haya en tu comunidad.

Camas

El tema camas es bastante sencillo: simplemente necesitas una cama por cada superviviente, o puede que se enfaden un poco cuando llegue la noche. Abre el menú y ve a la sección "cama". Sitúa suficientes teniendo en cuenta los supervivientes que haya. Las camas pueden situarse dentro de estructuras ya existentes, así que no hay necesidad de gastar recursos en construir nuevas casas. Cuando sea hora de ir a dormir los supervivientes ocuparán sus camas automáticamente, siempre que estén dentro de la zona del asentamiento. También puedes descansar tú en una de ellas para recuperar tu salud.

Comida

La comida es otro objeto básica en tu comunidad, como es comprensible. Si has recogido algo de cosecha en tus viajes, como maíz o melones, podrás plantarlos para que tu comunidad tenga una fuente de alimentos constante. Empieza eligiendo el lugar en el que hacerlo; ten en cuenta que solo podrás plantarlo en el barro. Abre el taller y ve a la pestaña "comida" en la sección "recursos". Selecciona la comida que tengas y crea una planta allá donde quieras.

Para cosechar el alimento y dar de comer a su asentamiento debes asignar a un trabajador. Drígete hacia uno de ellos en la interfaz del taller y presiona "orden". Ahora dirígete al cultivo del que quieres que se ocupe y selecciona "asignar" para aumentar la cantidad de comida de tu asentamiento.

Agua

En un mundo repleto de residuos nucleares, el agua purificada es un lujo bien raro. Para mantener hidratado a tu asentamiento debes proveerlos con una fuente de agua. Desde la interfaz del taller dirígete a la pestaña "agua" dentro de la sección "recursos". Selecciona "bomba de agua" y decide dónde instalarla. Ten en cuenta que las bombas de agua requieren cemento, así que asegúrate de recoger los recursos necesarios si vas corto de componentes.

Energía

Algunos objetos requieren una cantidad determinada de energía antes de que los puedas construir. Para dar energía a objetos como luces, ventiladores e incluso purificadores de agua, antes debes crear un generador. Selecciona el generador de la pestaña "energía" en el taller y decide dónde instalarlo. Hay distintos tipos de generador que varían en potencia y coste; generalmente es una buena idea situar un generador cerca de una casa o de una estructura en la que estén las camas de los supervivientes.

Para que el generador provea enregía debes construir un pilón o torre de alta tensión y situarla cerca de la zona en la que planees instalar un objeto que requiera energía. Dirígete al generador y conecta un cable para unir la torre y el generador. La torre generará energía para los objetos eléctricos cercanos. Si estás teniendo problemas con la iluminación intenta mover la torre mientras está conectada al generador y sitúala en distintos puntos para hacerte una idea de su alcance. Los generadores producen una cantidad limitada de energía que se indica por el símbolo iluminado debajo del objeto.

Defensa

Finalmente debes asegurarte de que tu asentamiento esté protegido. Para ello abre el taller y selecciona la sección "defensa". Ahí encontrarás distintos objetos defensivos, incluyendo puestos de guardia y torretas. Ten en cuenta que los puestos de guardia requieren que asignes a un superviviente para que tengan efecto. Como hiciste con los cultivos, selecciona a un superviviente que esté en la interfaz y asíngale el puesto de guardia. Las torretas y otros objetos de defensa no requieren a nadie, pero normalmente cuestan más de construir. Si tus niveles de defensa son bajos aumentarán las posibilidades de que los enemigos ataquen tu asentamiento, así que asegúrate de que el nivel está en verde.

Volver al índice de la guía de Fallout 4.

Consejos generales

Los asentamientos pueden crearse allá donde haya un taller. A medida que explores el Yermo descubrirás zonas con talleres disponibles, y puede que incluso con algunos supervivientes. Ten en cuenta que los materiales que vayas recogiendo y almacenando en una zona con taller solo pueden usarse para construir objetos en la zona de ese taller. Si no encuentras muchos materiales por la zona de un nuevo asentamiento deberás dirigirte hacia otro lugar para recogerlos, guardarlos en tu inventario y llevarlos hasta el otro taller. Algunos perks pueden ayudar a recoger recursos. Bajo la categoría "inteligencia" hay un perk que te permitirá recoger determinados materiales de las armaduras.

Sigue los consejos que te hemos detallado en esta guía y deberías ser capaz de crear comunidades felices en poco tiempo. Para más consejos, echa un vistazo a nuestra guía de Fallout 4.

Comentarios

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!