FIFA 12

No hay nada más peligroso que no arriesgarse.

Versión probada: Xbox 360

Si te interesa este juego, estamos actualizando constantemente nuestra guia de FIFA 12. Ahí explicamos cómo defender, los jugadores con más media, cómo hacer las filigranas...

Yo era de los que lanzaba defensas como un loco hacia el rival. Los agobiaba hasta la asfixia con una presión diabólica. Recibían en el centro del campo y no se daban cuenta pero ya no podían ni girarse; ahí estaba yo con un par de hombretones al lado quitándoles el balón y tirando para adelante para armar un ataque.

Llevo muchos años haciendo esto. La mayoría de mis compañeros siempre han sido menos agresivos; me costó su tiempo aprender a dominar esa presión y a equilibrarla para no dejar más huecos de los necesarios. También a sortear esa misma táctica lanzando paredes rápidas y resignándome a perder algunos balones por querer ir demasiado rápido. Y me sentía muy cómodo jugando así, porque solía ganar.

Hace muy poco he tenido la oportunidad de enfrentarme a un par de jugadores de FIFA a los que podríamos llamar profesionales. Uno de ellos estuvo en Los Angeles en la final de la FIFA Interactive World Cup de 2011(Ralfitita) y otro fue campeón del mundo en 2008 (Alfonso Ramos). Mientras asumía cómo me apalizaban sin compasión les preguntaba qué estrategia seguían y la más comentada era que, en defensa, tenía que mover a mi jugador para cubrir huecos y mandar a otro a presionar.

Lo intenté y al principio me pareció terriblemente difícil porque tenía que estar mirando dos cosas a la vez; por un lado que el que estaba mandando a presionar -controlado por la IA- no se fuese demasiado de su posición y por el otro ir cambiando de jugadores para tapar espacios y anticiparme a posibles pases. Poco a poco, sin embargo, me fui dando cuenta de que no era tan complicado y que lo que pasaba es que yo estaba acostumbrado a hacerlo de otra forma y cuesta horrores cambiar según qué hábitos.

He asumido que es mejor defender tal y como ellos aconsejan. Poco a poco tu visión del campo se ensancha. No estás pendiente solo de un jugador y de los que tienen al lado; tienes una imagen global del partido y detectas los vicios de tu rival, y aprendes a anticiparte.

FIFA 12 te invita a defender así, y es un cambio radical. Pero, sin lugar a dudas, es un cambio a mejor: te están obligando a superarte. En todos los sentidos: sé más rápido, más atento, más flexible. Defender ya no es un trámite, es una estrategia. Con el botón superior derecho presionas con un segundo jugador y con la A (en Xbox 360) o la X (en PS3) aguntas tu posición delante del rival. Con la X (Xbox 360) o el cuadrado (PS3) metes la pierna para quitar el balón, y con el otro haces segadas.

Que EA sea así de valiente con su juego estrella me parece estupendo y admirable. Si no te gusta puedes volver al sistema anterior, pero te estás cerrando las puertas a jugar online -solo se acepta la nueva modalidad. Y una vez te acostumbras no hay vuelta atrás, y hasta los jugadores más novatos lo notarán más intuitivo.

Comentarios (15)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!