Supermagical

El F2P bien entendido.

El Free2Play tiene varias formas. La más extendida es la de "el palo y la zanahoria", donde constantemente nos animan a pagar, ya sea a base de insistir o de una curva de dificultad enorme que nos obligue a comprar nuevos ítems. También esta el "falso F2P", que no es más que una demo camuflada, en la que tenemos el inicio del juego y, una vez pasados los primeros niveles, se insta a comprar capítulos o pantallas para seguir jugando.

Y, por suerte, aun hay desarrolladores que han entendido el sistema y lo usan en su favor, respetando al juego y al jugador. Y si, Super Awesome Hyper Dimensional Mega Team, los creadores de Supermagical, son de estos últimos.

Además, el equipo con el mejor nombre de la historia tiene otra cualidad: conocen sus limitaciones, y eso juega a su favor. Supermagical no intenta nada nuevo ni falta que le hace. Siguiendo la máxima de "si algo funciona no lo toques", el control reciclado de su anterior título (el muy recomendable "Pro Zombie Soccer) funciona a la perfección, y tiene un apartado artístico simple pero perfecto para su función y que le sienta de maravilla al titulo. Ojo, entended simple en el buen sentido: el apartado gráfico es excelente, pero nada recargado.

1

A nivel jugable es donde Supermagical demuestra que, pese a a no inventar nada, sabe aportar lo necesario de su propia cosecha para crear un producto fresco. Nos encontramos con un "Puzzle Bobble", esta vez en horizontal, hormonado y plagado de pequeñas novedades. Para empezar, excepto en las fases contrarreloj, el tiempo no será determinante y podremos tomarnos con relativa calma cada movimiento. Ademas, dispondremos de pequeñas ayudas, como unos caramelos que cambiaran el color en uso o mascotas que, una vez compradas y equipadas, nos ayudaran en nuestra labor.

Supermagical se respeta a si mismo y, lo mas importante, respeta al jugador a pesar de su modelo de negocio.

Pero eso no será todo. Mientras vayamos avanzando en el juego, iremos desbloqueando acompañantes que nos harán la vida mas "fácil". Dichos acompañantes usaran sus poderes a nuestro favor, siempre a cambio de las botellas de soda con las que empezamos cada pantalla o con la que se nos recompensa durante la partida. Los más observadores se habrán percatado de las comillas en "fácil"; no son gratuitas. Y es que, tanto los acompañantes como el resto de ayudas (mascotas y gorros, principalmente), añaden un toque estratégico al juego y, sobretodo en las ultimas fases, serán determinantes para el éxito o el fracaso en la resolución de estas.

Supermagical

Para añadir variedad al gameplay, además de las fases normales, tendremos fases contrarreloj, otras en modo puzzle y alguna sorpresa más, y por desgracia la que es para mi la lacra del juego: los jefes finales. El método para vender a estos jefes, (jefas, para ser exactos) es un minijuego de preguntas y respuestas, al estilo de las luchas de espadas en Monkey Island. La idea no es mala, y las respuestas tienen su gracia, pero el problema esta en la ejecución: frena de forma terrible el ritmo del juego. Si no acertamos la respuesta correcta nos enfrentaremos a un pequeño puzzle y, en caso de no pasarlo, nos toca empezar de nuevo, teniendo que repetir todas las las respuestas (que no varían). Algo parecido a lo que nos encontraremos al fallar una fase: nos tocara pasar por el mapa y volver a cargar dicha fase. Un botón de "repetir" se agradecería muchísimo, la verdad.

Modelo Freemium

2

La familia al completo.

Como he dicho más arriba, Supermagical es un buen ejemplo de lo que debería ser un juego freemium. Es posible completarlo sin pagar un solo céntimo. Eso si, para ello nos tocara repetir más de una fase para conseguir el "nivel" adecuado para retos mayores, y es una tarea algo tediosa. Pagando obtendremos alguna ventaja, pero nada que haga perder el interés en el título. Pagar nos ahorrara tener que "grindear", pero poco más, y el juego es lo bastante estratégico como para que tus acciones en él pesen más que el dinero que puedas pagar.

En conclusión, Supermagical es un juego que no inventa nada nuevo pero aporta lo suficiente para ser interesante, se respeta a si mismo y, lo mas importante, respeta al jugador a pesar de su modelo de negocio. Y eso, hoy en día, es difícil de encontrar.

3 / 5

Comentarios (3)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!