Si haces clic en un enlace y realizas una compra es posible que recibamos una pequeña comisión. Lee nuestra política editorial.

Spore Creatures

Evolución de bolsillo.

Spore Creatures puede clasificarse como uno de esos títulos oportunistas que aprovechan la expectación de su hermano mayor para rascar algunos euros a los usuarios de otras plataformas. Sin importar otra cosa que no sea adaptar mínimamente el concepto, esta versión recortada de Spore no destaca ni por su calidad técnica ni por su profundidad jugable. La pregunta que sigue es evidente, ¿qué puede llevar al lector a comprar un juego que no destaca por nada? Quizá la satisfacción de “disfrutar”, en menor medida, de una experiencia remotamente similar a la de PC.

En este caso, la versión para Nintendo DS deja a un lado la técnicamente inabarcable intención de controlar a una civilización desde su estadio celular hasta la conquista galáctica para centrarse en la evolución de una sola criatura a lo largo de varios planetas. De este modo el título se aleja del género abierto original para plantear una aventura que lleva de la mano un guión de lo más lineal y vacío.

La paz y la armonía de la galaxia se ven amenazadas por la aparición de unas extrañas criaturas que a los mandos de sus naves espaciales marca ACME están recogiendo formas de vida para llevar a cabo experimentos virales. El protagonista y su amigo Oogie, dos adorables larvas con ojos saltones, eclosionan en el mar justo a tiempo para evitar que las capturen. Al llegar a tierra Oogie no consigue escapar a tiempo y desaparece en una de las naves. A partir de este punto nuestra misión consistirá en ir tras su rastro para rescatarlo. Para ello habrá que sobrevivir a lo largo de distintos planetas divididos en islas con el objetivo de ir recolectando nuevo material genético que potencie nuestros atributos y habilidades.

Por desgracia, la adaptación de la Sporepedia que incorpora la versión de NDS es más bien limitada.

Durante esta odisea evolutiva nos encontramos a otras criaturas con las que podemos relacionarnos o devorarlas, lo que se traduce en una evidente mutación en el nido (la forma de acceder al editor de criaturas) de nuestra criatura. A medida que nuestro personaje se haga más grande y fuerte cada vez podrá hacer frente a más formas de vida dominantes. Y así continuaremos en ese devorar para no ser devorados hasta el infinito. Spore Creatures tiene en este sentido similitudes con el grandísimo Evolva de Interplay, salvando las distancias entre los asombrosos Genocazadores y la pequeña larva.

A parte de lo dicho el juego ofrece poco más. Algunas misiones secundarias y un par de minijuegos para dar un toque de interactividad al desarrollo, y para de contar. Por su acabado, al más puro estilo de recortable para niños, es muy posible que el público infantil se sienta muy atraído por él. Incluso sin ser ésta la verdadera intención, Spore Creatures satisfará a los más pequeños de la casa, dada sus mecánicas simples y su potencial creativo, lo que lo convierte en un producto ideal para el público infantil. En este sentido queremos adelantar que para los jugadores más curtidos el auténtico entretenimiento después de las primeras partidas terminará siendo el editor en sí mismo.

Puedes ver más información sobre cómo escribimos nuestros análisis visitando nuestra política de análisis.

Etiquetado con

Acerca del autor

Avatar de Germán Cuellar

Germán Cuellar

Redactor

Lleva escribiendo en Eurogamer.es desde el primer día. Se atreve con todo tipo de juegos, aunque su gran debilidad son los títulos de lucha. ¡Más te vale no encontrártelo online si no quieres morder el polvo!

Comentarios