Skip to main content

Sony distribuyó 7,1 millones de PlayStation 5 durante el último trimestre de 2022 y el total asciende a 32,1M

La compañía mantiene sus previsiones de ingresos para el año fiscal.

Sony ha presentado sus resultados fiscales para el último trimestre de 2022 (octubre-diciembre) junto a un documento con información adicional.

La cantidad de PlayStation 5 distribuidas durante el trimestre fue muy superior a la misma cifra del año anterior: 7,1 millones frente a los 3,9 millones del mismo periodo de 2021.

Tras dos años de escasez de oferta frente a la demanda, esta cifra parece indicar que los problemas de producción han quedado atrás.

El total de consolas distribuidas asciende a 32,1 millones, una cifra inferior a la que llevaba PlayStation 4 en la misma cantidad de tiempo a la venta (unos 36 millones).

Sony esperaba distribuir 18 millones de consolas en el año fiscal que finaliza el 31 de marzo; actualmente la cifra está en 12,8 millones, así que tendrá que colocar 5,2 millones de consolas en las tiendas en estos tres meses para alcanzar sus objetivos.

Imagen: Sony.

PlayStation Plus registra 46,4 millones de suscriptores, una subida con respecto al tercer trimestre de 2022 (45,4 millones) pero una cifra inferior en comparación al mismo periodo del anterior año fiscal (48 millones).

La cantidad de usuarios mensuales activos mejora ligeramente en términos interanuales, pasando de 111 millones a 112.

Las ventas de software de PS4 y PS5 combinadas fueron menores que durante el mismo periodo del año anterior. Ascendieron a 86,5 millones frente a los 92,7 millones de 2021 y se mantuvo el porcentaje de ventas de juegos completos en formato digital en el 62%

Dentro de esas ventas mejoran notablemente las ventas de juegos first-party, con 20,8 millones de uniddades frente a los 11,3 millones del periodo comparable del año anterior.

Imagen: Sony.

La división de videojuegos de Sony registró ingresos de 433.000 millones de yenes (unos 3.360 millones de dólares), un 53% más que en el mismo periodo del año anterior.

Los motivos son el aumento de las ventas de hardware, el impacto positivo del cambio de moneda y el aumento de ventas de títulos first-party como God of War: Ragnarok, que ha superado los 11 millones de copias vendidas.

Los beneficios fueron de 23.400 millones de yenes (unos 180 millones de dólares), un aumento del 25%. En este caso se señalan como aspectos negativos el aumento de costes y el registro de los gastos de las compras de estudios que incluyen a Bungie.

La compañía mantiene sus previsiones de ingresos realizadas en noviembre para el año fiscal, pero aumenta la previsión de beneficios gracias al impacto del cambio de moneda.

Read this next