Skip to main content

NyxQuest 2 y los juegos cancelados de Over the Top Games

El estudio nos explica por qué desestimaron las ofertas que recibieron de las distribuidoras.

Over the Top Games, el estudio madrileño responsable de NyxQuest y de la adaptación para consolas de Fancy Pants Adventures, va a auto-publicar su nuevo juego Full Mojo Rampage, pero antes de eso estuvieron trabajando en dos proyectos cancelados a pesar de que recibieron algunas ofertas por parte de distribuidoras "bastante conocidas", uno de ellos era una secuela de NyxQuest para 3DS.

Nuestro compañero Jeffrey Matulef de Eurogamer.net ha conseguido esta información exclusiva después de hablar con Roberto Álvarez de Lara, el director del estudio. Según nos comenta, fueron las malas condiciones que les imponían las compañías editoras las que impidieron que estos dos proyectos que el estudio estuvo preparando entre 2009 y 2011 no llegasen a ver la luz. Antes que someterse a estas exigencias decidieron que era mejor reducir costes, el tamaño de la empresa, y centrarse en sacar adelante su nuevo proyecto por sí mismos, con un equipo de un tamaño similar al que tenían con cuando lanzaron su primer juego.

Over the Top Games ha confirmado a Eurogamer que mientras que la primera entrega de NyxQuest salió originalmente para Wii en 2009, y más tarde para iOS, su secuela tenía que ser un juego para 3DS. A continuación tenéis un vídeo exclusivo con imágenes que nos muestran cómo podría haber sido el juego.

Ver en YouTube

El estudio estuvo dos años intentando vender su prototipo para esta secuela, pero se encontraron con que las distribuidoras no querían financiar un juego destinado a esta plataforma. "Lo que pasa con las distribuidoras es que quieren hacer juegos para todas las plataformas de manera que el coste para ellas sea menor", explica Álvarez de Lara.

"En términos de diseño de juego, para nosotros era difícil porque no es lo mismo un mando de Xbox 360 que jugar con el stylus y una pantalla táctil, o con el mando de Wii", añade.

Las exigencias de las distribuidoras "bastante conocidas" con las que contactaron y que dieron luz verde al desarrollo eran tales que al final decidieron que era más arriesgado firmar un contrato que no hacerlo.

"Los contratos no son algo agradable para los desarrolladores", comenta Álvarez de Lara. "Uno de los contratos estipulaba que nos podrían dar el dinero para hacer el juego -700.000€- pero si en algún momento decidían cancelar el juego, tendríamos que devolvérselo".

"Si pedimos dinero es porque lo necesitamos. Tenemos que gastarlo. ¿Que ocurre si firmamos el contrato y la distribuidora decide cancelar el juego? Bueno, pues nuestra compañía no sería capaz de devolver el dinero. Es un contrato que no podemos asumir".

A todo esto, todas las ofertas que recibió el estudio también incluían un peligrosa clausula: la perdida de la propiedad de la IP por parte del estudio. "Cuando firmamos con una distribuidora automáticamente perdemos nuestra propiedad del juego, de la IP", comenta. "La IP es el único valor que tienen los estudios. Con este nuevo juego, y con todos los juegos que hagamos en el futuro, quiero que mantengamos la IP".

El otro proyecto cancelado en el que estaba trabajando Over the Top era un juego de acción/aventura con vista isométrica sobre un príncipe, y cuyo título provisional era Prince Charming.

A pesar del pulido acabado de este prototipo, Álvarez de Lara nos comenta que muchas distribuidoras no tenían interés en el proyecto únicamente por su estilo artístico. "Porque teníamos gráficos estilo Disney automáticamente decían 'parece un juego de niños' [...] Les preocupa más cómo vender un juego que explicar a la gente cómo es el juego. La mayoría del tiempo no se preocupaban del contenido o de lo que era nuevo o que nos interesaba".

A continuación podéis ver qué aspecto podría haber tenido este Prince Charming cancelado.

Ver en YouTube

Álvarez de Lara no quería que la mitad del estudio dejase de tener trabajo tras acabar la adaptación de Fancy Pants Adventures en 2011, así que centró sus esfuerzos en encontrar buenos acuerdos para sacar adelante NyxQuest 2 y Prince Charming, pero lamentablemente nunca encontró uno. Algunos trabajadores tuvieron que dejar el estudio, uno de ellos encontró trabajo en Ubisoft para trabajar con el equipo que está preparando Watch Dogs, y otros decidieron empezar algo propio.

Ahora mismo Over the Top Games está formada por cinco personas -solo una más respecto al equipo que lanzó el NyxQuest original- y actualmente están trabajando en Full Mojo Rampage. Para ayudarles con la financiación del juego, han lanzado una campaña de crowdsourcing, pero no a través de los ya tradicionales Kickstarter/Indiegogo, sino a través de un sistema de alpha parecido al de Minecraft. No hay un objetivo de financiación al que haya que llegar, pero cuantas más personas decidan participar en esta beta más grande será la ambición del juego.

Read this next