Skip to main content

Nintendo retira A Dark Room de la eShop después de que el autor del port revelara que había escondido un editor de código básico

"Me arrepiento profundamente de cómo ha estallado esto."

Nintendo ha retirado el juego A Dark Room de la eShop.

Esta aventura de texto del estudio canadiense Michael Townsend se lanzó el pasado 12 de abril en la tienda digital de Nintendo (aunque originalmente debía salir en 2018).

Amir Rajan, creador del port a smartphones y Switch, desveló el pasado fin de semana que había introducido un Easter Egg en el port para la consola de Nintendo en forma de un editor e intérprete de código básico que permitía crear apps básicas con el lenguaje de programación Ruby.

Para acceder al editor bastaba con conectar un teclado USB a la consola y pulsar una tecla; en cuanto Nintendo se enteró, retiró el juego de la tienda para sorpresa de la distribuidora Circle Entertainment, que desconocía la existencia del Easter Egg.

Rajan asegura a Eurogamer que solo quería descubrir a los niños el placer de programar y dice que el editor no permitía ejecutar apps de gran complejidad:

"Me arrepiento profundamente de cómo ha estallado esto", dice Rajan. "Un simple entorno sandbox de juguete ha sido calificado de exploit masivo. Y por supuesto la comunidad que aprovecha estas cosas lo ha elevado a ese nivel. Tengo parte de la culpa por mis mensajes sensacionalistas en redes sociales."

"Actué solo y de manera estúpida. Fue una 'chispa de inspiración' de última hora y lo metí en secreto asumiendo que conectar un teclado USB y pulsar la tecla "~" no era parte del plan de testeo."

"Nunca he querido que Circle tuviera que soportar todo esto. Estos tres últimos días han sido los peores de mi vida. Y no sé qué más decir aparte de que lo siento, que todo lo que quería hacer era permitir a niños (y a adultos que se han olvidado de la diversión de programar) que descubriesen lo que yo descubrí hace 25 años."

"La narrativa que ha aparecido online es exactamente lo que está mal con este mundo" continúa Rajan.

"De repente todo el mundo es un experto desde su salón. Todo el mundo pensó en lo peor. Me han llamado imbécil, idiota y todo lo que hay en medio. Porque las noticias sensacionalistas venden. Si la narrativa hubiese sido 'he añadido un sandbox a A Dark Room que te permite modificar el juego y permite que los niños aprendan a programar (y que lo padres programadores puedan mostrar a sus sus hijos lo que hacen),' nadie se habría fijado."

"De nuevo, parte de la culpa es mía por ser sensacionalista con respecto a hasta qué punto se podía meter código en este entorno."

Rajan insiste en que el editor de Ruby permite dibujar líneas, cuadrados etiquetas y reproducir los archivos de sonido de A Dark Room, además de detectar los botones que se pulsan en el Joy-Con para manipular las líneas, cuadrados y etiquetas.

"Ni siquiera puedes renderizar una maldita imagen," dice Rajan, "así que sí, si tu app se compone exclusivamente de etiquetas, cuadrados y líneas (como A Dark Room), te permite crear una app sin tener que realizar ningún hackeo."

Ver en YouTube

Rajan no sabe lo que pasará, ya que Nintendo no se ha puesto en contacto con él (actualizaremos la noticia si Nintendo contesta a las preguntas que ha formulado Eurogamer al respecto de esta situación) y la distribuidora no está precisamente contenta con la situación.

Circle Entertainment ha declarado a Eurogamer que "A Dark Room fue retirado de la eShop el 26 de abril, y hemos descubierto la razón aparente de su retirada durante el fin de semana."

"Estamos contactando con Nintendo para clarificar los próximos pasos y actuaremos según lo que nos digan; son circunstancias de las que nos arrepentimos y pedimos disculpas por el problema. Siempre hemos trabajado duro para seguir cuidadosamente los procesos y términos de Nintendo en nuestra historia, distribuyendo juegos en DSiWare y las eShop de 3DS, Wii U y Nintendo Switch, y evidentemente sentimos que haya un problema evidente con estos títulos."

"Hasta que no clarifiquemos los próximos pasos con Nintendo no podemos ofrecer más comentarios.

Rajan nos dice que solo le queda esperar, reflexionar sobre los sucesos recientes y esperar que Nintendo se muestre comprensiva con la situación.

"Realmente creo que dentro de la compañía hay muchos muchos desarrolladores y programadores que pueden empatizar y que lo entenderán, pero no son los 'trajeados' a cargo de la situación, desafortunadamente. Así que todo lo que puedo hacer es prepararme e intentar dormir un poco."

Read this next