Skip to main content

Los beneficios de Activision Blizzard crecieron un 87% en el primer trimestre de 2023

Y todavía no ha llegado Diablo IV.

Activision Blizzard ha anunciado sus resultados financieros para el primer trimestre de 2023.

En el periodo que terminaba el día 31 de marzo la compañía norteamericana vio como sus beneficios crecieron un 87% respecto al mismo periodo del año pasado, ascendiendo a 740 millones de dólares.

Los ingresos totales aumentaron un 35% hasta los 2.380 millones de dólares, mientras que las reservas netas crecieron un 26%, hasta los 1.860 millones de dólares.

La empresa asegura que hubo crecimiento en sus tres segmentos (Activision, Blizzard y King), pero destacó especialmente el rendimiento económico de su negocio de videojuegos para móviles.

"El crecimiento del primer trimestre fue general, con las reservas netas aumentando respecto al año pasado en nuestras cinco grandes propiedades intelectuales: Call of Duty, Candy Crush, Warcraft, Overwatch y Diablo".

Separando por segmentos, los ingreos de Activision crecieron un 28%, los de Blizzard un 62% y los de King un 8%. Sin embargo, los usuarios activos mensuales durante el trimestre fueron de 368 millones, cuatro menos que en el primer trimestre de 2022. Activision perdió dos millones y King siete, pero esto se compensó, en parte, gracias al incremento de Blizzard, cifrado en cinco millones de usuarios.

Activision, además, es optimista de cara al futuro, citando las reservas de Diablo IV, previsto para el próximo día 6 de junio.

"Los indicadores de demanda para Diablo IV son fuerte, aunque seguimos planificando de forma prudente", dicen. "Esperamos que los ingresos de Activision Blizzard para el segundo trimestre crezcan al menos un 10%, las reservas netas al menos un 30% y los ingresos totales operativos al menos un 40%".

Read this next