Si haces clic en un enlace y realizas una compra es posible que recibamos una pequeña comisión. Lee nuestra política editorial.

Guía Diablo 3, Guía de las Armas, Armas a dos manos

Carne fresca.

Guía Diablo III - Guía de las Armas - Armas a dos manos

  • Hachas a dos manos: Las hachas a dos manos son unas armas mortíferas porque pueden llegar a incorporar varias hojas. Son ideales para terminar con grandes enemigos, pero algo lentas de usar. Pueden equiparse en cualquier clase.
  • Mazas a dos manos: Las mazas son muy pesadas, pero tremendamende efectivas. Son unas de las armas más lentas de usar, y además se les añade peso para aumentar su capacidad para destruir. Pueden equiparse en cualquier clase.
  • Armas de Asta: Las armas de asta son muy ligeras aunque no están pensadas para acabar con los enemigos de un solo golpe, sino para realizar el máximo daño con cortes o hemorragias. Pueden equiparse en cualquier clase.
  • Bastones: Los bastones no son armas mortíferas, sino herramientas que sirven para tareas menos arriesgadas como mantener a las fieras huyentadas; no obstante también sirven como catalizadores de energía, por lo que su apariencia engaña bastante. Pueden equiparse en cualquier clase.
  • Espadas a dos manos: Las espadas a dos manos son como el primo de Zumosol de las espadas a una mano. Su hoja es mucho más grande, por lo que aunque son más lentas de usar el daño es considerablemente mayor. Pueden equiparse en cualquier clase.
  • Daibo: Los daibo son bastones que pueden hacerse girar a enormes velocidades para aumentar el rango del ataque y para escapar al verte rodeado por varios enemigos. Son exclusivas del Monje.
  • Armas Poderosas a dos manos: Las armas poderosas a dos manos son principalmente espadas y estacas de tamaño desproporcionado que tienen ataques muy potentes. Son exclusivas del Bárbaro.

Volver al índice de la guía de Diablo III.

Acerca del autor

Avatar de Borja Pavón

Borja Pavón

Redactor

Borja se encarga de mantener el ritmo de las noticias, las guías, los trucos y la samba que todos llevamos dentro. Analista ocasional, tú dale un mando, un Tender de chocolate y algo de lo que despotricar y le harás la persona más feliz del mundo.

Comentarios