Skip to main content

Baten Kaitos I & II HD Remaster es una buena oportunidad para descubrir dos JRPGs de culto

Una remasterización imperfecta pero necesaria.

Tanto Baten Kaitos: Eternal Wings and the Lost Ocean como su protosecuela, Baten Kaitos Origins, son dos JRPGs que con el paso de los años han alcanzado cierto estatus de culto, manteniéndose hasta ahora como exclusivos de la GameCube de Nintendo y como dos juegos difíciles de conseguir de segunda mano con un precio medianamente razonable (algo especialmente exacerbado, en particular, en el caso un Origins que en su momento ni siquiera se llegó a publicar en Europa). El nuevo recopilatorio con versiones remasterizadas que ha publicado recientemente Bandai Namco, por lo tanto, es una ocasión de oro para que algunos usuarios puedan añadirlo, por fin, a sus bibliotecas y, sobre todo, para que una mayoría descubra los dos juegos por primera vez.

Porque lo cierto es que hay mucho que reivindicar en ambos. Pese a que algunos elementos de su diseño se pueden considerar a día de hoy desfasados (y algunos no funcionaban ni siquiera entonces, como por ejemplo cuando para avanzar Origins te obligaba a hablar con todos y cada uno de los habitantes de un pueblo, sin excepción), por lo general ambos han envejecido bastante bien. Sorprendentemente bien, diría; la historia, si bien bastante arquetípica, es muy entretenida y logra mantener el interés a lo largo de las cincuenta horas de media que dura cada juego, tocando además algunos temas bastante profundos (algo que acabaría convirtiéndose en una de las señas de identidad de Monolith Soft), la dirección de arte es fantástica y la banda sonora de Motoi Sakuraba (compositor también de Golden Sun, Dark Souls, Star Ocean o varias entregas de la saga Tales) es memorable. No sé si me atrevería a clasificar a los dos Baten Kaitos como obras maestras perfectas y atemporales, pero desde luego sí estoy convencido de que en su momento merecieron algo más de éxito y reconocimiento.

Pero si por algo se recuerda a Baten Kaitos es por su sistema de combate, extremadamente original para la época y muy influyente en la inmensa mayoría de títulos posteriores que han tratado de mezclar dos géneros como son el RPG y la construcción de mazos de cartas (no solo japoneses como Kingdom Hearts Chain of Memories, sino también occidentales como SteamWorld Quest). La base de todo son las Magnus, unas cartas mágicas que contienen la esencia de objetos y que se usan durante los combates por turnos para realizar las distintas acciones. Lo brillante, creo, es cómo se adapta la idiosincrasia propia de los juegos de naipes (hay bonus al realizar parejas, dobles parejas o escaleras) a los conceptos habituales de un RPG (los estados de alteración, la resistencia y debilidad elemental), y el dinamismo que tiene al tener los turnos una limitación de tiempo, lo cual obliga al jugador a ser rápido en la toma de decisiones. Inicialmente, sobre todo si no tienes experiencia en juegos de este estilo, el sistema de Baten Kaitos puede resultar algo abrumador, pero no tarda demasiado en revelar su profundidad y enorme cantidad de posibilidades. Y cuando se domina, es poco menos que una gozada.

En lo que respecta al trabajo puramente de remasterización, el resultado que ofrece Baten Kaitos I & II HD Remaster presenta luces y sombras. En general posee la gran mayoría de elementos que consideraríamos necesarios en este tipo de revival, pero también es cierto que no se esfuerza en ir mucho más allá; a nivel gráfico, por ejemplo, tenemos más resolución y formato panorámico en la imagen, unos fondos nítidos (no se produce ese molesto efecto borroso que suele acompañar al reescalado de los escenarios pre-renderizados propios de dicha época) y unos modelados sensiblemente mejores, así como una interfaz remodelada (desde el HUD hasta los cuadros de diálogo) para que especialmente los textos se vean con la mayor claridad posible en los sistemas modernos.

También hay una serie de mejoras de calidad de vida y opciones para hacer (literalmente) las cosas más sencillas. Así, la remasterización implementa un nuevo y muy agradecido sistema de guardado automático, un turbo para acelerar el juego un 300% y tres curiosas opciones que casi lo convierten en una visual novel: una de muerte instantánea que hace que los enemigos sean derrotados con tan solo un golpe, una para evitar la mayoría de los combates (hay algunos obligatorios, eso sí) y una para que los personajes usen objetos y ataquen de forma automática durante las batallas. Siendo el sistema de combate uno de los principales alicientes de Baten Kaitos no veo mucho sentido a usar estas opciones salvo en momentos puntuales, pero están ahí para quien le interese y siempre es de agradecer tener alternativas a nuestra disposición.

Pero como decíamos, también hay sombras. Por un lado está el rendimiento, que dista bastante de ser perfecto; pese a no ser, ni de lejos, juegos que expriman al máximo el hardware, Baten Kaitos I & II HD Remaster no consigue alcanzar los 60FPS estables y sufre caídas inexplicables en el frame-rate. Quizás esto se arregle más adelante con un parche, pero a día de hoy la situación dista de ser ideal. Y luego está la cuestión del idioma, que tiene cierta enjundia. El primer punto de discordia está en el doblaje; pese a que ambos títulos tuvieron uno en inglés en las versiones publicadas para Occidente, en este recopilatorio se ha optado por incluir únicamente las voces originales en japonés. Pese a que es posible argumentar que el doblaje al inglés no era particularmente bueno (lo cierto es que era bastante del montón, cuando no directamente malo), resulta sorprendente que no se haya incluido siquiera como una opción, estando el trabajo ya hecho. El segundo, quizás más importante, está el asunto de los textos: el primer Baten Kaitos, afortunadamente, conserva la localización al castellano, pero Origins viene únicamente en inglés. El motivo es que nunca llegó a traducirse de forma oficial al castellano (como hemos explicado antes, en su momento no se publicó en Europa y, por ende, en España), pero era la oportunidad de ofrecer a los fans un paquete completo y no un pequeño batiburrillo idiomático.

En cualquier caso, incluso con esas aristas, es difícil no ver en Baten Kaitos I & II HD Remaster un motivo de alegría. Es una buena oportunidad (imperfecta, sí, pero mucho más que razonable) para que un nuevo público descubra dos JRPGs de GameCube muy reivindicables, que además tienen un importante valor histórico al ser títulos que marcaron el devenir y la evolución de Monolith Soft, un estudio ahora en manos de Nintendo que la mayoría conocerá únicamente por las distintas (y estupendas) entregas de la saga Xenoblade Chronicles. Este tipo de recopilatorios y remasterizaciones se suelen ver como sacacuartos para exprimir un poco más a las glorias del pasado, pero este es uno de esos casos en los que el relanzamiento está más que justificado y es un hecho, en cierto modo, a celebrar.

Read this next