Al presidente de Activision, Bobby Kotick, no le gusta el actual modelo de negocio entorno a Xbox Live, según podemos leer en Kotaku.

Principalmente se lamenta de los pocos beneficios que obtiene a pesar de algunos de sus grandes éxitos, como el del pack Stimulus de Modern Warfare 2 que fue descargado 2,5 millones de veces en su primera semana disponible.

"Tenemos entendido que el 60% de los suscriptores de Live lo son gracias a Call of Duty y sin embargo no participamos financialmente de forma activa. También nos gustaría ofrecer más a nuestros jugadores, pero tampoco es nuestra red".

Para Kotick las nuevas plataformas deberían permitir a las compañías alcanzar mayor beneficio, aunque "siempre hemos tenido una postura neutral sobre las plataformas. Las consolas hacen un buen trabajo, pero si queremos ampliar nuestro espectro de jugadores, tenemos que apoyar otros dispositivos".

Quiere más beneficios y como sea, eso está claro...

Acerca del autor

José Manuel García

José Manuel García

Colaborador