Assassin's Creed 4 Black Flag - Secuencia 4, Recuerdo 1: La vieja cueva, Recuerdo 2: Nada es verdad...

Guía Assassin's Creed 4 Black Flag (Completar al 100%) - Llega hasta la cueva y termina con los asesinos sin que te detecten.

Assassin's Creed 4 Black Flag - Misiones principales

Volver al índice de la guía de Assassin's Creed 4: Black Flag.

Lista de controles de Assassin's Creed 4: Black Flag.

Secuencia 4, Recuerdo 1: La vieja cueva

¡Vaya! Parece que estamos de vuelta en Abstergo. Sigue a la chica hasta el ascensor y luego dirígete a la oficina del mandamás. Habla con él y luego vuelve al ascensor y sigue las indicaciones hasta la oficina de tu colega. Accede a su ordenador y abre el tutorial.

Ahora, en lugar de ser un asesino, te pondrás en la piel de un hacker: usa el stick izquierdo para pasar la información por la línea verde, y luego izquierda o derecha para iniciar otra escena. Cuando hayas hackeado el ordenador vuelve al ascensor y baja al vestíbulo para encontrarte con el mensajero.

Habla con él y vuelve al ascensor para subir a tu piso. Camina hasta llegar a tu oficina y accede al ordenador para volver a lo tuyo: los asesinatos.

Sigue a James Kidd por la jungla de nuevo. Tras una pequeña escena es hora de investigar la Estela Maya. Escala hasta lo alto para interactuar con el objeto. Sigue a Kidd para llegar hasta la mansión.

Luego sal de la mansión por la cueva y vuelve a los muelles para encontrarte con Kidd.

Secuencia 4, Recuerdo 2: Nada es verdad...

Objetivos opcionales (100%)
- Noquea a los asesinos (3)
- Saquea los cofres del tesoro (4)

Regresa a tu querido Jackdaw y hazte con el timón para iniciar la siguiente misión. Tendrás que hacer un viajecito hasta la cabina del capitán. No olvides que puedes mejorar y personalizar tu barco también desde la cabina. ¡Si todavía no lo has hecho, quizá sea el momento!

Examina el mapa de flota y vuelve al timón para ir hasta la siguiente indicación en el mapa. Puedes aprovechar para eliminar las bases navales o acabar con algún barco en el camino, pero si buscas un atajo dirígete hasta el punto más cercano de la nueva localización que ya has visitado. Podrás "viajar rápido" hasta ese destino, lo que acortará bastante tu viaje.

Cuando llegues al destino final, lo primero es localizar a James Kidd. La isla está llena de asesinos, y si te descubren se termina la partida. Echa un vistazo al muro de tu derecha. Deberías ver una grieta bastante grande. Úsala para escalar el muro y alcanzar la parte superior. Estás de nuevo en una zona restringida, así que debes proceder con precaución.

Escóndete en los matorrales grandes y muévete hasta el asesino. Hay dos, pero uno se mueve por la derecha. Espera a que lo haga y luego silba para atraer la atención de los asesinos restantes. Noquéale cuando se acerque y espera a que se acerque otro asesino. Usa la misa táctica de silbar para alertarle, y luego dájalo KO. De nuevo, no olvides saquear los cuerpos.

Ve hasta la siguiente sección llena de arbustos. Sube por el poste para alcanzar otro punto de sincronización. Salta al agua y nada hasta llegar justo detrás del asesino. Sal del agua y espera en el arbusto que hay tras él hasta que la mujer asesina se quede en la parte derecha más lejana. Silba para llamar la atención del asesino y noquéale. Esto cumple uno de los objetivos adicionales, pero todavía no has terminado. Espera hasta que la asesina empiece a caminar y, de nuevo, silba para que se alerte y puedas inyectarle tu peculiar medicina en forma de noqueo.

Sigue por la izquierda, hasta donde se encuentra James Kidd. De nuevo métete en la siguiente porción de arbustos, tras la roca, y sitúate tras el asesino. Ahora tienes que esperar a que se aleje la asesina, acabar con el que tienes delante y, como antes, esperar a que la chica vuelva para desearle dulces sueños. La clave está en que ninguno de ellos te vea.

Con los dos asesinos muertos puedes seguir adelante. Hay muchos otros esperando que aparezca tu cara. En lugar de eso, vuelve por donde acabaste con los asesinos tras salir del agua. Ve hasta el arbusto que está más cerca del asesino que queda en la parte derecha. Si te pones justo al final del arbusto puedes silbar y acabar con él cuando se acerque.

Corre hasta los siguientes arbustos, los verdaderos protagonistas de Assassin's Creed IV. Hay dos asesinos más que están bajo un árbol justo delante de ti. No intentes pelear con ellos a la vez; en lugar de eso quédate justo al final del arbusto, frente al árbol. Desde ahí podrás silbar y atraer la atención de solo uno de los asesinos. Saca al espía que llevas dentro y elimínalo.

Muévete por la parte trasera del árbol, pero no salgas del matorral. Todavía no estás preparado para que te vean. Sigue avanzando hacia ellos hasta que estés cerca del asesino que queda. Ya sabes lo que tienes que hacer. Noquéale y luego ve hasta el primer punto marcado; no te preocupes por los asesinos hasta que alcances el segundo punto.

Hay un asesino patrullando justo al girar la esquina. Avanza y espera a que camine hasta lo lejos. Si no puedes verlo, usa el radar. Cuando se aleje camina hacia adelante y escóndete en los matorrales de la derecha. Espera a que vuelva y silba cuando se acerque. Ya fuera de combate, ve hasta los arbustos de la izquierda.

Hay tres asesinos más en esta zona. Puedes ir en plan sigilo y acabar con ellos por enésima vez, pero no es necesario ahora. En lugar de eso muévete a la izquierda todo lo lejos que puedas mientras te mantienes en los matorrales. Cuando el asesino más cercano empiece a moverse a la derecha para encontrarse con los otros dos, corre rápidamente hacia las escaleras de la izquierda y escóndete en el arbusto de la derecha que hay arriba.

Sube al árbol y corre por sus ramas hasta la plataforma que hay delante. Sigue cruzando los árboles y lánzate en los arbustos que hay abajo, al otro lado. Ve hasta el punto marcado y espera en la entrada de piedra. Cuando el asesino que está más cerca de ti vaya hacia el grupo, corre por la entrada y escóndete en el arbusto que hay más adelante.

Verás que hay un asesino cerca de los escalones de madera. Nunca mira hacia tu dirección, pero nunca se acerca lo suficiente como para que el silbido funcione. Quizá no oye muy bien. Sube por las escaleras y métete en el arbusto que hay arriba. Desde ahí estarás lo suficientemente cerca para que te oiga. Haz lo que has venido a hacer y acaba con él.

Vuelve a las escaleras para encontrar a tres asesinos más. Espera hasta que dos se alejen y escóndete en el arbusto que hay cerca de los asesinos que quedan. Apuesto a que nunca adivinarías lo que vas a hacer ahora. Correcto, espera hasta que los dos asesinos se alejen y silba para acabar con el asesino que está cerca del matorral. Espera a que el segundo asesino se acerque para hacer lo mismo.

El tercero no se mueve y no mira en tu dirección; le debió tocar el título de vigilante en la tómbola. Camina hasta el arbusto que tiene detrás y ya sabes lo que toca. Silbar y pum. Abre el cofre que hay delante y avanza hasta el arbusto que hay tras otro asesino más. Cuando termines con ella salta sobre la piedra blanca que hay debajo.

Rápidamente corre a la izquierda en el siguiente camino y sitúate detrás de la estructura de piedra. Espera a que uno de los asesinos se mueva y escóndete en el arbusto que hay detrás de otro. Cuando el primero esté lejos silba y cumple tu trabajo. Haz lo mismo con el otro asesino.

Ahora la cosa se pone un poco complicada. Justo delante hay una serie de ramas que te permiten ir hasta la estructura de piedra que hay delante. Sin embargo hay un asesino patrullando con un arma en la misma estructura a la que quieres ir. Además, hay otro justo a la izquierda del guardia que es difícil de ver (recuerda usar el radar).

Lo que tienes que hacer es esperar hasta que el pistolero y el otro asesino se alejen antes de moverte. Cuando te mueves tienes que ser rápido. El pistolero tiene una patrulla de tres puntos y solo mira en tu dirección en un punto durante la misma. Espera hasta que se encare hacia ti y luego asegúrate de que el otro está tan al norte como su patrulla le permite. Ahora corre; tan pronto como alcances la plataforma hay un arbusto justo a la izquierda en el que te puedes esconder. Bendita naturaleza.

Espera hasta que no haya moros en la costa de nuevo y desciende a la derecha hasta el arbusto que hay más allá. Sigue en esa dirección, de arbusto en arbusto, hasta que llegues a una pequeña formación rocosa. Sube y escóndete en otro de los miles de arbustos que hay en el juego. Ahora usa la vista de águila para detectar a James Kidd justo delante. Camina hasta él para ver otra escena y completar la misión.

Ir a los comentarios (9)

Acerca del autor

Borja Pavón

Borja Pavón

Redactor

Borja se encarga de mantener el ritmo de las noticias, las guías, los trucos y la samba que todos llevamos dentro. Analista ocasional, tú dale un mando, un Tender de chocolate y algo de lo que despotricar y le harás la persona más feliz del mundo.

Contenido relacionado

También en Eurogamer...

Trucos Grand Theft Auto 5

A desatar la locura.

Trucos y códigos de Red Dead Redemption 2

Códigos y trucos de la última aventura de Rockstar.

Red Dead Online - Cómo ganar dinero en el multijugador de Red Dead Redemption 2

Te contamos cómo conseguir dinero rápido en la beta de Red Dead Online.

Red Dead Redemption 2: viaje rápido - Cómo desbloquear el viaje rápido y otras maneras de moverse más rápido

Cómo desplazarse a toda velocidad con el Viaje Rápido de Red Dead Redemption 2.

Guía Red Dead Redemption 2 - trucos y consejos para completar la aventura

Todo lo que debes saber sobre el proyecto más ambicioso de Rockstar.

Comentarios (9)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!

Ocultar los comentarios con baja puntuación
Orden
Hilos