Si haces clic en un enlace y realizas una compra es posible que recibamos una pequeña comisión. Lee nuestra política editorial.

3D Dot Game Heroes (Importación)

La épica del píxel.

Si estamos de acuerdo en que una forma de arte llega a su mayoría de edad cuando empieza a ser auto-reflexiva , entonces, juegos como Half-Minute Hero o Retro Game Challenge nos están indicando que finalmente ya estamos llegando a ese estado.

En 3D Dot Game Heroes conviven a partes iguales el homenaje con el pastiche de juegos con décadas de antigüedad, como podrían ser el primer Legend of Zelda o otros muchos clásicos para NES. Es una reinterpretación en espléndidas tres dimensiones de aquel antiguo arte del píxel. Es un canto nostálgico y desnudo hacia toda una generación de jugadores japoneses que hoy en día deben rondar la treintena, una generación que recuerda con cariño aquellos gráficos, músicas y simplicidad de los juegos de 8 bits y que 3D Dot Games se ha empeñado en rescatar del olvido.

Lo cierto es que es asombrosamente bello, y que conste que no estoy hablando totalmente poseído por la nostalgia (para empezar porque esos juegos me pillaron demasiado joven). De verdad, echadle una ojeada a esto. Todo está construido a partir de píxels recreados como pequeños cubos en 3D. Los monstruos y las plantas se desintegran en ellos cuando les damos con la espada, explotando en cientos de pequeñas piezas que inundan la pantalla. Absolutamente todo esta construido y pensado como uno de esos juegos antiguos, desde los reflejos de luz en el agua hechos a base de cubos hasta las animaciones de dos frames de los personajes moviéndose dentro de sus casas pixeladas.

Las mazmorras están marcadas en el mapa pero esta es la única indicación que encontrarás, perfecto para perderse por los escenarios.

Como no podía ser de otra manera la música es alegre y tiene un sonido buscadamente chiptune de 8 bits. De hecho, las melodías no difieren mucho de lo que podríamos escuchar en los overworld de aquellos míticos juegos de rol japoneses. Los efectos de sonido también son sacados directamente de NES. Se respira tanto amor en como se ve y se siente el juego que aún con todas estas limitaciones te atrapa casi sin esfuerzo. Y aún con todo esto va más más allá de ser un facsímil vacío.

Ahora bien, no pasa mucho tiempo hasta que te das cuenta de como su desarrolladora Silicon Studio ha dejado prácticamente intocable la jugabilidad típica de estos juegos con décadas a sus espaldas. Es difícil no dejar escapar una sonrisa cuando abres el primer cofre en la primera mazmorra y encuentras el boomerang, pero cuando ya llevas tres o cuatro mazmorras y la cosa sigue con las bombas, el arco o el guante de fuego, el gag empieza a agotarse.

3D Dot Game Heroes no embellece o rinde homenaje a la jugabilidad de la misma manera como lo hace con sus gráficos y sonido, y esto es algo que dificulta un poco el explicar hacia donde apunta el juego, cual es su verdadero objetivo. Sorprende que aún siendo tan bello visualmente esté tan carente de chispa creativa en lo que se refiere a la mecánica de juego, parece que a esa auto-reflexión de la que hace gala le falte ese algo capaz de elevar lo que sería un homenaje muy logrado a algo más parecido a una sátira creativa.

El trabajo que haga Atlus con la traducción para su lanzamiento en Estados Unidos será crucial.

Seguramente la mayoría de la gente se preocupará más de si es divertido que de cuán cuidada es la ironía que nos ofrece, y lo cierto es que afortunadamente es un título divertido. Su simplicidad es lo más importante, con un botón usas la espada y con el otro el ítem o una magia, y esto es todo.

Puedes deambular por su considerable mundo con uno de los diferentes héroes de píxel pre-fabricados (o crear el tuyo propio, como veremos más adelante), golpear a los enemigos hasta que se desintegren, volar por los aires paredes para descubrir cuevas, abrirte camino por hasta seis mazmorras, resolver puzles y derrotar a enemigos finales. Todo ello con el objetivo de reunir seis orbes mágicas que salvarán el mundo. Cada mazmorra contiene un ítem que te permite explorar más zonas del escenario. ¿Te suena de algo?

También añade sus propios efectos al combate, cuando estás equipado con la espada puedes blandirla en todas las direcciones gracias al stick analógico o llevarla al herrero para que le de un mayor alcance, ancho o poder. Las espadas están escondidas por todo el juego en manos de unos mercaderes que te están esperando en todo tipo de lugares inhóspitos o apartados como cuevas, mazmorras o pequeños rincones escondidos en el mapa.

Puedes ver más información sobre cómo escribimos nuestros análisis visitando nuestra política de análisis.

Acerca del autor

Avatar de Keza MacDonald

Keza MacDonald

Colaborador

Keza is the Guardian's video games editor. Previously she has been the UK editor for Kotaku and IGN, and a Eurogamer contributor.

Comentarios