Starbreeze: "El nuevo Syndicate fue una batalla perdida desde el principio"

"Pero estoy orgulloso de lo que hicimos," afirma Mikael Nermark.

Para el CEO de Starbreeze, Mikael Nermark, el nuevo Syndicate fue "una batalla perdida" desde el principio.

A pesar de eso el directivo ha asegurado a Edge que se siente "orgulloso" de lo que su equipo ha logrado y del riesgo que se tomó al reinterpretar una saga clásica como esta.

"Sí, sigo orgulloso de ello," ha afirmado. "Tener el coraje de reiniciar la franquicia... Sabíamos desde el principio que habría un grupo de jugadores y periodistas muy pequeño pero muy localizado que nos odiaría hiciéramos lo que hiciéramos."

"Si no hiciéramos una copia exacta del juego, nos odiarían. Si la hiciéramos, dirían que no innovamos. Nunca íbamos a ganar; era una batalla perdida desde el principio."

"Pero estoy orgulloso de lo que el equipo hizo, y especialmente del modo cooperativo; creo que realmente muestra lo que quisimos lograr con el juego, y es el ADN de Starbreeze."

El problema es que Syndicate vendió muy poco en todo el mundo, alrededor de 150.000 copias.

"En comparación con otros equipos triple A," continúa Nermark, "somos muy pequeños. No voy a decirte cuánto costó crear Syndicate - no puedo por los contratos de confidencialidad - pero fue sustancialmente menos de lo que se gastan los grandes estudios de las editoras, definitivamente."

Tráiler de lanzamiento de Syndicate

Comentarios (2)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!