¿Quieres trabajar casi gratis para Atari?

Los abogados de Atari cabrean a los indies.

1

La recreativa que lo empezó todo.

Este año se cumplen 40 años de la llegada a los bares de la mítica recreativa PONG, la máquina que lo empezó todo. Aprovechando la celebración, Atari ha pensado subirse al carro de los remakes y ha organizado un concurso: el "PONG® Indie Developer Challenge", donde dará a desarrolladores independientes la oportunidad de trabajar con la popular franquicia de la compañía.

Sin embargo, la comunidad de desarrolladores ha encontrado algunos problemas con el concurso. En concreto, con las condiciones de este, que manchan lo que, quizás, empezó como una buena idea.

Durante la primera fase, los desarolladores envían un documento de diseño, donde detallaran como funciona su juego, las mecánicas, las innovaciones, etc. De entre todos, se seleccionarán hasta 20 semifinalistas, que deberán presentar un nivel jugable y un trailer en video. Hasta 10 de estos serán seleccionados finalistas y deberán presentar el juego terminado. Los 3 mejores serán los ganadores del concurso.

El premio para el ganador asciende a los 100,000$. El segundo se lleva 50,000$ ,y el tercero 25,000$. La mitad de este importe se cobra directamente como premio y, el resto, como royalties del juego durante el primer año. El resto de finalistas cobrarán 5,000$.

El problema es que, como toda buena compañía dirigida por suits (señores con traje), han sido los abogados quienes han redactado las bases finales. Para empezar, cualquier cosa que se envíe al concurso es propiedad de Atari. Si no ganas, no puedes hacer tu remake de PONG con tus "ideacas". Eso incluye los prototipos de la semifinal y las hasta 10 aplicaciones terminadas.

Atari ha diseñado un concurso donde los que ganan son ellos. Van a sacar una serie de remakes de PONG por un precio de desarrollo irrisorio.

Y, la compensación, tampoco es gran cosa. Los ganadores se llevan un buen dinero, pero el esquema de royalties ha sido muy criticado porque Atari se ha cubierto bien las espaldas y esos royalties salen de los beneficios de la aplicación. Atari se puede deducir cualquier coste de desarrollo adicional, mantenimiento o marketing, con lo que en el hipotético caso que PONG se convierta en la aplicación de ese mes en la AppStore, como máximo recibirás la mitad del premio. Y, en el caso que la aplicación no tenga apenas éxito, cubren costes.

Atari ha diseñado un concurso donde los que ganan son ellos. Van a sacar una serie de remakes de PONG por un precio de desarrollo irrisorio y con poquísimo riesgo, ya que estarán desarrollando 10 a la vez, con que la mitad estén bien ya justifican el  PONG® Pack.

2

Infinity Gene, el remake de Space Invaders.

Esto es feo porque, precisamente PONG, es una licencia que funcionaría bien en un entorno "indie". No se si habéis jugado a los últimos Space Invaders, pero tanto Extreme (Nintendo DS) como Infinity Gene (iPhone, XBLA, PSN) están muy bien y tienen un aire entre retro y tecno que le pegaría mucho a las licencias de estas primeras recreativas.

Me parece que la Atari de hoy no esta dirigida por alguien que piensa en que le vendría bien al juego para hacerlo más atractivo al publico de hoy, sino una serie de hombres de negocios que buscan rentabilizar la licencia. Si hasta compraron el nombre de la compañía.

Comentarios (4)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!