Si haces clic en un enlace y realizas una compra es posible que recibamos una pequeña comisión. Lee nuestra política editorial.

MSI y NVIDIA: La unión hace la fuerza

Un vistazo a la tecnología de las tarjetas gráficas RTX y a la oferta del ensamblador taiwanés.

Todo usuario que utilice su PC para jugar sabe que uno de los componentes más importantes para ello, quizás el más importante, es la tarjeta gráfica. Desde hace años NVIDIA y MSI han colaborado de forma estrecha para ofrecer productos punteros con la tecnología gráfica más avanzada con los que obtener no solo el mejor rendimiento y la mayor calidad visual posible, sino también para disfrutar de los últimos avances en funciones destinadas a alcanzar unas cotas cada vez mayores de fotorrealismo. En este artículo vamos a explorar las últimas novedades de NVIDIA en este campo, así como las diferentes opciones que ofrece MSI en un mercado tan interesante como competitivo.

Tras varias generaciones de la gama GTX, con las que NVIDIA lideró el mercado de las tarjetas gráficas de PC, en 2018 la compañía americana introdujo la nueva gama RTX. El cambio de nombre no es casual ni una simple maniobra de marketing; con el estreno de la arquitectura Turing, un importante salto evolutivo dentro de la tecnología gráfica de NVIDIA en la que se introducen nuevas tecnologías gráficas que marcarán el estándar a seguir en tiempos venideros y con las que, cómo no, también se incrementa el rendimiento de forma notable respecto a generaciones anteriores. Dentro de ella encontramos actualmente las RTX 2060 y RTX 2060 Super, enfocada en la gama media, la RTX 2070 y RTX 2070 Super, para la gama media-alta, y las RTX 2080, RTX 2080 Super y RTX 2080 Ti para los entusiastas que opten por la gama alta. Todas estas tarjetas permiten obtener no solo el mejor rendimiento en aplicaciones profesionales y videojuegos, sino también mejorar notablemente la calidad y fidelidad gráfica de los mismos.

El trazado de rayos en tiempo real (realtime raytracing, en inglés) es la mayor revolución en términos de fidelidad gráfica de los últimos años, y también la característica clave dentro de la gama RTX de NVIDIA. Una simulación realista realizada en los núcleos RT de la tarjeta gráfica permite un salto exponencial en la calidad de la iluminación global, los reflejos y las sombras de los juegos que implementan esta tecnología, la cual es compatible de forma nativa en las últimas versiones de los motores gráficos más utilizados en el sector (Unreal Engine, Unity). RTX es la única gama actual de tarjetas gráficas para PC que permite trazado de rayos acelerado por hardware con frame-rates aceptables, y una garantía de futuro para la tecnología que los desarrolladores de videojuegos califican como una de las más importantes de los próximos años.

Otra de las grandes revoluciones dentro de la computación moderna es la inteligencia artificial, y la gama RTX, gracias a sus tensor cores, también aplica esta tecnología a la hora de ofrecer una innovación francamente interesante: DLSS 2.0. Se trata de una técnica de reconstrucción temporal de imagen que permite obtener los resultados propios de una resolución concreta pero renderizando con la tarjeta a una resolución menor, con el correspondiente incremento en el rendimiento. El resultado en los títulos compatibles con esta técnica (la cual ha obtenido una notable mejoría en su versión 2.0) permite obtener frame-rates más altos con un sacrificio casi negligible al ojo humano en resoluciones altas, y resulta especialmente útil para jugar a 4K, donde se pueden hasta duplicar los FPS, tal y como se demuestra en títulos tan exigentes a nivel visual como Control o Wolfenstein: Youngblood, por ejemplo.

Los tensor cores y la IA de las tarjetas gráficas RTX de NVIDIA también posibilita mejores en áreas que aparentemente quedarían reservadas a otros componentes del sistema. Los usuarios interesados en el streaming, por ejemplo, pueden utilizar la nueva tecnología RTX Voice para mejorar el audio de sus retransmisiones. Esta técnica usa inteligencia artificial para eliminar los ruidos de fondo en la captura de voz, no solo en las aplicaciones estándar de streaming, como OBS, Streamlabs o XSplit, sino también en aplicaciones de chat de voz como Discord o Battle.net o de videoconferencia como Skype, Zoom o Slack. El resultado es un sonido limpio y nítido, eliminando de forma sonidos que se suelen colar en la transmisión como las pulsaciones del teclado o el que producen los ventiladores del ordenador.

Ese mismo público, los streamers, y también los creadores de contenido, pueden aprovechar otra de las tecnologías propias de NVIDIA. Este codificador h.265 por hardware usa el chip dedicado en las tarjetas de la gama RTX para descargar totalmente del procesador principal las tareas de codificación de vídeo, acelerando de forma notable los tiempos de render en aplicaciones de edición de vídeo como Adobe Premiere Pro y también eliminando problemas de macroblocking o tirones en el frame-rate al hacer streaming con OBS Studio. Además, al liberar esos recursos - que normalmente recaerían en la CPU - se garantiza el mayor rendimiento posible al jugar y retransmitir al mismo tiempo, reduciendo también los requisitos mínimos generales del sistema en dicha situación.

MSI ofrece una gran variedad de productos de la gama RTX dentro de cinco gamas. La principal y con mayor éxito es la Gaming, dirigida al mercado del mismo nombre con tarjetas preparadas para el overclocking sin que por ello se sacrifiquen los bajos niveles de sonoridad. Esta gama, además, cuenta con opciones tanto con dos como con tres ventiladores. Un peldaño por debajo tendríamos las gamas Ventus y Armor, con las cuales se busca alcanzar la mejor relación calidad-precio posible. Aquí se sacrifican funciones premium como la iluminación y se apuesta por soluciones de refrigeración de dos ventiladores, lo cual redunda en un menor tamaño y la posibilidad de instalar estas tarjetas en cajas más pequeñas. Finalmente, en el otro lado de la balanza tenemos los productos para entusiastas con la gama Lightning, en la cual la RTX 2080 Ti posee mejor capacidad de overclocking gracias al uso del triple ventilador TORX FAN 3.0, y las Sea Hawk, preparadas para quien quiera optar por una solución de refrigeración líquida.

MSI, como uno de los más importantes partners de NVIDIA y ensambladores de tarjetas gráficas RTX, posee una serie de tecnologías propias destinadas a diferenciarse de la competencia y a mejorar los diseños estándar:

  • Zero Frozr: Una tecnología que hace que los ventiladores de la tarjeta gráfica estén totalmente apagados cuando las temperaturas son inferiores a los sesenta grados. En caso de aumentar por encima de dicha cifra, el sistema ajusta las revoluciones por minuto del ventilador para ofrecer la relación más óptima entre temperatura y sonoridad.
  • Ventiladores TORX 3.0: Un diseño especial para las muescas de las aspas con la cual se aumenta la presión estática y se aumenta el flujo de aire, manteniendo niveles bajos de sonoridad.
  • Maestría aerodinámica: Un diseño propio de MSI para el radiador, el cual posee aletas curvadas para mejorar el flujo de aire y la disipación de los heatpipes.
  • Heatpipes con base de cobre: Los heatpipes se concentran en la parte superior del núcleo gráfico para optimizar la refrigeración, al tiempo que una base de cobre niquelado maximiza la superficie de contacto entre ambos elementos.
  • Frontplate: Un componente que permite refrigerar las pastillas de memoria y el VRM de la tarjeta gráfica, al cual se suman unos pads térmicos.
  • Backplate dinámico: Aparte de mejorar su estética con un acabado de aluminio cepillado e iluminación RGB en determinadas gamas, este componente también mejora la refrigeración de los componentes.
  • Mystic Light: Un sistema de iluminación LED RGB totalmente controlable por software. El usuario puede utilizar varias combinaciones predefinidas o crear sus propios presets al gusto.
  • Afterburner: Software de overclocking para usuarios entusiastas que deseen sacar el máximo rendimiento a su tarjeta gráfica. Posee una función, OC Scanner, que permite realizar este proceso de forma automática y segura.
  • Dragon Center: Un centro de control propio de MSI para la configuración y personalización tanto de sus tarjetas gráficas como de otros componentes, como placas base de la compañía taiwanesa.

Aunque evidentemente podemos montar una tarjeta NVIDIA RTX de MSI en cualquier ordenador, la compañía ha trabajado mucho en crear un ecosistema que se beneficia de la combinación de varios componentes de este fabricante. Dragon Center, como decíamos permite ajustar el rendimiento de varios componentes con resultados óptimos, y Mystic Light es un interesante elemento estético que no solo es aplicable a la iluminación RGB de las tarjetas gráficas, sino que también se expande a numerosos periféricos, permitiendo al usuario crear una estética propia y un sistema totalmente personalizado.

Lo lógico es pensar que esta integración de la sincronización RGB y de otras opciones de configuración se realiza con las placas base, uno de los componentes por lo que es más famosa MSI, pero lo cierto es que el ecosistema va mucho más allá. El fabricante taiwanés ha expandido enormemente su portfolio de productos en los últimos años, y ahora también ofrecen periféricos gaming como los auriculares Immerse GH30 V2 y GH50, el combo de teclado y ratón Vigor GK30 o el ratón Clutch GM30. Más interesante, si cabe, es la gama de monitores Optix, enfocada también claramente al mercado gaming y con tamaños de 24.5, 27, 32 y 34 pulgadas, con opciones en formato panorámico (16:9) y ultrapanorámico (21:9) y tecnologías punteras como altas tasas de refresco (hasta 240Hz), HDR o tiempos de respuesta de 1ms, que los hacen ideales tanto para usuarios entusiastas como aficionados a los esports.

Pese a tratarse de una tecnología relativamente nueva, el trazado de rayos cada vez está presente en más videojuegos, y se espera que su integración empiece a crecer de forma exponencial con la llegada de la próxima generación de consolas y tecnologías como DirectX 12 Ultimate. A día de hoy, sin embargo, ya hay unos cuantos títulos optimizados para las tarjetas RTX de NVIDIA, con buenas implementaciones de trazado de rayos y tecnologías como DLSS 2.0. Entre los más destacados están Control, Battlefield V, Metro Exodus, Call of Duty: Modern Warfare, Shadow of the Tomb Raider o MechWarrior 5: Mercenaries. También algunos de los títulos más esperados para lo que resta de 2020, como Death Stranding, Cyberpunk 2077, Watch Dogs Legion o Vampire: The Masquerade - Bloodlines 2 tienen confirmadas características RTX.

Y aunque resulte curioso, Minecraft es uno de los títulos que mejor demuestran actualmente algunas de las bondades de la tecnología de trazado de rayos. Gracias a su implementación, el popular título de Mojang adquiere una nueva dimensión al mostrar una iluminación muchísimo más realista y espectacular, así como efectos que son varios órdenes de magnitud más elaborados que los originales. La actualización RTX para Minecraft es gratuita para todos los usuarios, y una de las mejores demostraciones técnicas de lo que se puede conseguir con la tecnología de trazado de rayos y las tarjetas gráficas con GPUs RTX de NVIDIA.

Etiquetado con

Acerca del autor

Avatar de Eurogamer.es

Eurogamer.es

Redacción

La cuenta del equipo de redacción de Eurogamer.es.

Comentarios