Skip to main content

La filtración de Xbox se debió a un error de Microsoft

La FTC no fue la causante.

La gran filtración de ayer con los planes de futuro de Xbox no se debieron a un error por parte de la FTC, sino de la propia Microsoft.

Una serie de documentos confidenciales sin censurar, con fecha de abril de 2022, se filtraron en internet el martes por la mañana tras ser descubiertos entre los materiales del juicio que enfrentaba a Microsoft con la Federal Trade Commission norteamericana por la compra de Activision Blizzard. Entre otros datos, en ellos se hablaba de las revisiones de Xbox Series X y Xbox Series S para la segunda mitad de 2024, un nuevo mando para la consola e incluso algunos de los planes para la siguiente generación de Xbox.

En redes sociales comenzaron a surgir algunas teorías de la conspiración que afirmaban que la FTC era la causante del error, y hubo quien llegó incluso a asegurar - sin prueba alguna - que se trataba de una filtración malintencionada por parte de la FTC como venganza contra Microsoft.

Pero la realidad ha resultado ser muy distinta. Douglas Farrar, el director de comunicación de la comisión, publicó un comunicado inicial en el que aseguraba que "la FTC no es responsable de la publicación de los planes de Microsoft para sus consolas y juegos".

En declaraciones posteriores a NBC News, añadía que "Microsoft es responsable del error al mandar estos documentos al tribunal", explicando que la compañía de Redmond envió los documentos sin censurar el 14 de septiembre y que el tribunal los subió, tal y como estaba acordado, a la página de internet establecida para el caso". Este extremo habría sido confirmado incluso por la propia jueza del caso, Jacqueline Scott Corley.

Tras la filtración, Phil Spencer ha emitido un comunicado afirmando que la información contenida en la misma es "antigua" y que Microsoft compartirá sus planes "cuando estén listos".

Read this next