Dead Space 3 Artículos

En Dead Space lo que muere no se queda quieto mucho tiempo, pero Dead Space 3 se publicó en febrero de 2013 y desde entonces EA no ha dicho nada que deje entrever el regreso de la saga de juegos de terror y ciencia-ficción. Pero, ¿cómo hubiese sido un eventual Dead Space 4? Resulta que Visceral tenía ideas - algunas bastante emocionantes - para una cuarta entrega. Desgraciadamente, el estudio nunca tuvo la oportunidad de hacerlas realidad. Tras el fracaso comercial de Dead Space 3, EA les encargó un spin-off de Battlefield, Hardline, para más tarde ponerlos a trabajar en un juego de Star Wars que acabó cancelado. A finales del año pasado, EA decidió cerrar el estudio.

Artículo destacadoAvance de Dead Space 3

Un peligroso giro a la acción.

¿Puede mantenerse la esencia de Dead Space aumentando la carga de acción y confiando en un (interesantísimo, por otro lado) modo cooperativo donde concentrar algunas de las, posiblemente, mejores escenas de terror del juego? Es una duda muy razonable: en la Edge del mes pasado, apuntaban con bastante acierto que “es difícil asustarse por los demonios interiores de [Jon] Carver [el compañero de Isaac Clarke en el modo cooperativo] cuando acabas de abrirte paso a tiros entre 50 de sus parientes corporales”, haciendo referencia a la mayor cantidad de enemigos y a cómo las armas dejan progresivamente de ser herramientas para convertirse en, bueno, armas: escopetas, rifles y demás.

Artículo destacadoAvance de Dead Space 3

Isaac intenta enmendar el debut del E3.

El debut de Dead Space 3 en el E3 fue terrorífico, pero por las razones equivocadas. Bajo los focos de la conferencia de EA, los seguidores de la saga veían como la tensión y el horror de la saga se diluían entre numerosos disparos y palabras malsonantes.

Artículo destacadoAvance E3 2012: Dead Space 3

Del horror al gatillo fácil.

Que el survival horror murió no es algo que os vayamos a enseñar hoy. Desde que Resident Evil viajó a una supuesta "España" llena de "infectados" y monjes locos que nos disparaban con lanzacohetes este género quedó prácticamente reducido a un recuerdo. Afortunadamente para los más puristas, el primer Dead Space volvió la vista atrás y nos enamoró con su atmósfera asfixiante, sus sobresaltos y demás clichés clásicos de los juegos de terror en tercera persona. Pero la ilusión fue pasajera y ya en la segunda entrega pudimos apreciar un claro vuelco hacia la acción, olvidando esa tensión y esos sustos que nos aterraban en nuestra habitación a altas horas de la madrugada.