Muchos usuarios se han venido quejando de que la última aventura de Banjo-Kazooie para Xbox 360 tiene el error de tener unos textos demasiado pequeños, que se hacen muy difíciles de leer en los televisores más antiguos y de definición estándar. Rare ha respondido a estas críticas lanzado una actualización que lo corrige y hace los cuadros de textos más grandes.

Se trata de un parche que se instalará automáticamente cuando empecéis una partida. Y además de un mayor tamaño de la letra, la actualización también incluye la posibilidad de cambiar el brillo y el contraste en el menú de opciones. Podéis ver imágenes comparativas de la mejora en algunos blogs.

Lo de los textos difíciles de leer es un problema que hoy en día afecta a bastantes juegos, por ejemplo en Dead Rising ocurría algo parecido. Sin embargo, al contrario que Capcom, Rare ha llegado a tiempo de corregir el error.

Y es una suerte, pues este Banjo-Kazooie: Baches y Cachivaches tiene un buen guión y un sentido del humor ciertamente divertido que sería una pena perderse.

Acerca del autor

Albert García

Albert García

Colaborador

Albert es periodista especializado en videojuegos desde 2002 y es uno de los fundadores de Eurogamer.es. A la hora de jugar te lo puedes encontrar tanto con un complicado juego de rol o estrategia, como moviendo el esqueleto con un juego de baile. ¡Es un tipo imprevisible!
Twitter: @AlbertGarlo