El fundador del malogrado Team Bondi, Brendan McNamara, ha asegurado que fueron necesarios siete años para producir L.A. Noire, un periodo de desarrollo que resultó más largo de lo normal.

Hablando con la Revista Oficial de PlayStation en el Reino Unido McNamara ha asegurado que el juego probablemente es "demasiado grande" y explica las razones por las que necesitaron tanto tiempo hasta que llegó a las tiendas.

"Es un juego enorme, probablemente demasiado grande. El mapa es gigantesco, y eso probablemente es culpa mía", ha asegurado. "Teníamos que construir un nuevo proceso para hacer eso. Éramos un estudio completamente nuevo, teníamos herramientas completamente nuevas, una nueva tecnología. Tenemos herramientas que te permiten construir ciudades ahora mismo, pero teníamos que crear todo eso y hacer que funcionara."

1
El risueño Brendan McNamara.

"Las redes de carreteras, por donde pasan los tranvías, todos los cables conectándose automáticamente a todos los edificios. La tecnología era muy amplia, incluyendo el MotionScan."

El objetivo de McNamara y del equipo en general era lograr plasmar la ambientación y el estilo de los años cuarenta sin descuidar el más mínimo detalle.

"Diría que el primer año y medio, o incluso más, fue solo investigación. Investigación en diarios, chicos que fueron a L.A. para inspeccionar edificios, tomar fotos, unir toda la información... Éramos un estudio bastante pequeño, 16 personas o algo así, y teníamos que tener todo el material para poder empezar a crear algo."

El Team Bondi se disolvió poco después de que L.A. Noire, precisamente su primer juego, llegase a las tiendas acompañado por un escándalo en el que se vio envuelto el propio McNamara. Para el fundador del Team Bondi el cierre del estudio fue un proceso "largo y doloroso", pero necesario.

"Fue un proceso largo y doloroso, pero hacer juegos es como hacer películas, es más una maratón que un esprint y mucha gente entra en el proceso sin saberlo. Me gustaría mucho poder pasar más tiempo en casa con mi mujer y mis hijos", afirma.

"Ahora hacemos las cosas de otra manera: tenemos horarios flexibles, por ejemplo. Pero todo el mundo tiene su opinión sobre quién es el peor jefe del mundo, y parece que soy yo. He leído cosas increíbles sobre Steve Jobs en su biografía y nunca he visto que se le demonice tanto como a mí. Sam Peckinpah echó a mucha gente durante una película y nadie le dijo nada. ¡Werner Herzog apuntó con una pistola a Klaus Kinski para obligarle a terminar una película! Y lógicamente no me estoy comparando con ellos", concluye.

Acerca del autor

Borja Pavón

Borja Pavón

Redactor

Borja se encarga de mantener el ritmo de las noticias, las guías, los trucos y la samba que todos llevamos dentro. Analista ocasional, tú dale un mando, un Tender de chocolate y algo de lo que despotricar y le harás la persona más feliz del mundo.

Más artículos de Borja Pavón