Cuando apenas ha pasado un año desde que se hicieran unas duras acusaciones sobre las condiciones laborales en Rockstar durante el desarrollo de Red Dead Redemption, una polémica similar vuelve a afectar a la compañía, esta vez con el Team Bondi (responsable de L.A. Noire) como protagonista.

Un ex-trabajador del estudio, por ejemplo, explica en declaraciones al Sydney Morning Herald que decidió abandonar la empresa "por el bien de su propia salud mental", tras verse sometido durante doce meses a jornadas laborales de doce horas, a trabajar el fin de semana y a no recibir ningún apoyo por parte de la dirección.

No es el único, puesto que se dice que hasta cien personas que dejaron el estudio antes de la finalización del juego fueron amenazadas con ser "olvidadas" en los títulos de crédito, algo que además va en contra de las normas éticas de la IGDA.

Para acabarlo de rematar, un nuevo artículo publicado en IGN arroja más luz sobre estas prácticas.

En él, y entre otras cosas, un antiguo programador describe al fundador del Team Bondi, Brendan McNamara, como "la persona más irascible" que ha conocido, asegurando que "una cosa es estar cabreado de puertas adentro, pero era demasiado habitual que se pusiera a gritar en medio de la oficina a la persona con la que se hubiera enfadado".

Juegos de los que hablamos en este artículo

Acerca del autor

Josep Maria Sempere

Josep Maria Sempere

Subdirector

Josep Maria es subdirector y fundador de Eurogamer España y el máximo responsable del día a día de su línea editorial y de contenidos. Ama el punk-rock, el cine palomitero de Hollywood, los simuladores de submarinos, la sci-fi, los cacharros de Apple y la década de los 80. Puedes leerlo también en BFG9000, en su Twitter (@kr3at0r) o escucharlo en el podcast Ocho sobre Diez.

Más artículos de Josep Maria Sempere