Super Mario All-Stars: Edición 25 Aniversario

Un fiasco de fiesta.

Con total seguridad ya sabréis que en este 2010 se celebra el vigésimo quinto aniversario de la publicación del primer Super Mario Bros. Nintendo se ha encargado de recordárnoslo una y otra vez, ya sea con eventos conmemorativos, con el lanzamiento de ediciones especiales en color rojo de Wii y DS o con la publicación de Super Mario All-Stars: Edición 25 Aniversario para Wii. Este último debía ser el plato fuerte de la fiesta, incluyendo los cuatro primeros juegos de la saga junto con diversos extras que tendrían que hacer salivar a los fans, pero desgraciadamente la celebración al final es bastante descafeinada por culpa de una incomprensible dejadez por parte de Nintendo.

El primer Super Mario Bros. redefinió (o inauguró, según se mire) todo un género. Todavía hoy puede apreciarse la genialidad que hay detrás de él, ya sea por el exquisito diseño de los niveles o por el perfecto equilibrio de los power-ups. Puede que a nivel gráfico ya esté más que desfasado, pero un cuarto de siglo después sigue siendo una verdadera delicia jugable que mantiene intacta toda su frescura.

Super Mario Bros. 2, en cambio, es un caso extraño. En realidad, y como muchos ya sabréis, no es una verdadera secuela, sino que Nintendo optó por tomar otro título llamado Yume Kouje Doki Doki Panic! para adaptarlo al universo Mario y publicarlo en occidente. Añadieron a Luigi, Toad y la Princesa Peach como personajes jugables y cambiaron algunos elementos, pero todo lo demás (enemigos incluidos) se mantuvo tal cual. Sin ser un mal juego (más bien todo lo contrario: es bastante mejor de lo que cabría esperar en dicha situación) sí es lo suficientemente diferente como para provocar la sensación de estar un poco fuera de lugar dentro de la saga.

2

La verdadera secuela de Super Mario Bros. es, en realidad, The Lost Levels. Publicado en 1986 para el malogrado Famicom Disk System, presenta unos gráficos casi idénticos a los de su antecesor y una dificultad muy superior (motivo por el cual se descartó su publicación en Estados Unidos y Europa). Setas venenosas, bloques invisibles y pantallas mucho más enrevesadas hacen de él una agradable pesadilla incluso para los jugadores más hábiles y con los nervios más templados.

Super Mario Bros. 3 fue la última entrega para NES, pero sin duda fue una despedida por todo lo alto. Un apartado técnico brillante, nuevas habilidades y disfraces, matices importantes (los mapas hacían de la linealidad algo del pasado) y algunos de los niveles mejor diseñados dentro de la saga lo convierten, para muchos, en el rey indiscutible de la era de los 8 bits en el género de las plataformas.

El problema de esta recopilación es que es la misma que se publicó para SNES en 1993 (ni el año del copyright en la pantalla del título se ha modificado), sin ningún tipo de cambio o añadido. No hay soporte para 60Hz ni 480p, no hay ningún tipo de marco para maquillar la relación de aspecto 4:3 en las pantallas panorámicas actuales y ni mucho menos se aplica algún filtro tipo 2XSAI para embellecer un poco los sprites 2D. Incluso si accedes a la ayuda verás que hace referencias al mando de SNES, no al Wiimote o al mando clásico. Sí, siguen siendo cuatro juegos fantásticos (siempre lo han sido y siempre lo serán), pero que en pleno año 2010 Nintendo se limite a meter tal cual una ROM de 915Kb en un DVD no deja de ser profundamente decepcionante.

Además… ¿por qué incluir solo las versiones para SNES? Si el objetivo era construir una pequeña oda a las primeras entregas de la franquicia no hubiera costado nada incluir también los originales de NES (y ya puestos a pedir, con un selector antiguo/moderno ingame como el de los remakes de Monkey Island), vídeos, tráilers y curiosidades o incluso los títulos anteriores en los que aparecía el famoso fontanero (Donkey Kong - entonces como Jump Man - y el arcade Mario Bros.). Pero no, nada de eso está aquí… solo las versiones de hace 17 años de los cuatro juegos.

3

Por lo menos externamente si se aprecia algo más de cariño. La caja de cartón recuerda a las de los cartuchos de la primera consola de sobremesa de Nintendo, y en su interior se incluye además del DVD de Super Mario All-Stars un CD de música y efectos de sonido (con las melodías creadas por Koji Kondo más representativas de la saga, desde el primer Mario hasta Super Mario Galaxy 2) y un pequeño libro con ilustraciones inéditas y declaraciones de Shigeru Miyamoto sobre el proceso de creación.

Aunque muchos fans opinarán que Mario merecía un homenaje algo más trabajado por su vigésimo quinto aniversario, estamos ante un producto ideal para el pequeño nicho de mercado de coleccionistas y mitómanos. Teniendo en cuenta que nadie duda de su calidad jugable (en ese sentido es impecable) la pregunta que hay que hacerse es si realmente está justificado cobrar 30€ por un CD de música de menos de media hora de duración, un pequeño librito con artworks y una ROM que en la Consola Virtual costaría 800 puntos. Para un servidor y una pequeñísima cantidad de usuarios seguramente la respuesta sea positiva, pero la gran mayoría no verá en Super Mario All-Stars 25 Aniversario nada más que un simple sacacuartos que se aprovecha de nuestra nostalgia. Y, en el fondo, tampoco van muy errados...

6 / 10

Leer nuestra política sobre puntuaciones Super Mario All-Stars: Edición 25 Aniversario Josep Maria Sempere Un fiasco de fiesta. 2010-12-20T09:00:00+01:00 6 10

Comentarios (9)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!