Retrospectiva: Street Fighter

Diseccionamos 20 años de juegos de lucha.

Con lo que hemos podido jugar a Street Fighter IV (atentos, porque hoy tendremos ya el análisis) nos podríamos aventurar a decir que puede ser el mejor juego de lucha nunca hecho. Vamos a hacer una retrospectiva de los distintos Street Fighter y veamos cómo han evolucionado. Agarraos a los sticks.

Serie a serie

Street Fighter

Series:
(1987) Street Fighter

Mecánicas de SFI:

  • Shotokan - los clásicos Hadoken, Shoryuken y Tatsumaki Senpukyaku.
  • Specials - los tres ejemplos listados arriba.

El primer Street Fighter apareció en los arcades en 1987 y fue dirigido y producido por Takashi Nishiyama y Hiroshi Matsumoto, que luego dejarían Capcom para ir a trabajar a SNK y producir algunos de los máximos rivales de Street Fighter -incluyendo Fatal Fury y The King of Fighters. El arcade original de Street Fighter ofrecía a los patrones de los salones una experiencia visual mucho más impresionante que la de Yie Ar Kung Fu o Karate Champ, a pesar de la animación 2D, que incluso comparada con la del primer Street Fighter II es algo entrecortada, por lo menos.

Los jugadores no podían elegir personajes; el Player 1 era Ryu y el Player 2 era Ken. Si el Player 2 ganaba contra el Player 1 era posible acabarse el juego con Ken. A pesar de que la historia de Ryu se ha ido haciendo más compleja en las siguientes entregas no iba más allá de su entrada en un torneo de artes marciales para demostrar su fuerza (y honor, por supuesto).

1

Inicios humildes. Nadie habría imaginado que SF I evolucionaría hasta el SFIV que hoy nos ocupa.

Antes del primer combate el jugador podía elegir dónde quería iniciar su ruta: en Japón, en EEUU, en China o en Inglaterra. Cada país alojaba dos campeones de lucha, que tenían que ser derrotados en el clásico formato de mejor-de-tres-rounds antes de pasar al siguiente par. Tailandia era el último país y en él se encontraba Sagat, el Emperador del Muay Thai y su protegido Adon.

De los doce luchadores del Street Fighter original hay seis que han vuelto a aparecer. Ryu, Ken y Sagat de forma obvia, y Birdie, Adon y Gen en los Street Fighter Alpha. A Eagle lo exhumaron para Capcom vs. SNK2. El ninja genérico Genki y el campeón de las artes marciales underground Joe es poco probable que vuelvan a aparecer. El diseño de personajes ha variado considerablemente.

De forma parecida a los niveles de bonus de los barriles y del coche de Street Fighter II, Street Fighter precedió a su hermano mayor con pantallas de romper bloques y tablas entre combate y combate. Oir como la multitud abuchea a Ryu por no poder romper unos tristes tablones te arranca una sonrisa, sobre todo si te acuerdas de algunos de Supers en Marvel vs. Capcom, que podían casi destruir una casa. parece que los años de entrenamiento han merecido la pena.

El año pasado un par de colegas discutían sobre el control del primer Street Fighter. Uno decía que la máquina arcade tenía un joystiq y un par de botones de puñetazo y patada sensibles a la presión. Dependiendo de la fuerza que aplicabas se ejecutaba un puñetazo flojo, medio o fuerte. El otro estaba convencido de que el Street Fighter original tenía la misma interface de seis botones que el próximo Street Fighter II.

2

¡Quietos ahí? ¿No era negro Birdie en Street Fighter Alpha?

Pues resulta que ambos tenían razón. Street Fighter se vendió en dos versiones, una normal de seis botones y otra de lujo con los botones sensibles a la presión. Nos han contado que estos botones eran malos como poco, y que se rompían con facilidad, haciendo prácticamente imposible jugar. Aunque si alguien tiene alguna de esas cabinas en buen estado nos ofrecemos a comprársela.

En términos de jugabilidad el tiempo no ha sido tan benévolo con Street Fighter como lo ha sido con la segunda parte. Todo parece impreciso y con unas animaciones raras; algunos rounds se pueden finiquitar en segundos. Los ataques de la Bola de Fuego, el Puño del Dragón y la Patada Huracán estaban disponibles para Ryu, aunque Capcom dejó que fuesen los propios usuarios los que lo tenían que descubrir, ya que no pusieron ningún tipo de guía de movimientos en el arcade. la coordinación para estos ataques especiales da un menor margen de error que en Street Fighter II, pero podías ganar a la mayoría de contrincantes con un par o tres de toques. Ni las bolas de fuego hacen esto hoy en día.

Es sabido entre los fans de la lucha que Ryu le hizo a Sagat la cicatriz del pecho con un Dragon Punch al final del primer torneo de Street Fighter. No sabemos cómo ha perdido el ojo, eso sí -quizás haya alguna luchadora de las Black Mamba todavía por desvelar, quién sabe. Los que se las apañaban para ganar a Sagat podían leer el mensaje "siempre hay alguien esperando para quitarte de la cima, estate preparado para ser retado". La futura interpretación de Capcom de esta frase cambiaría para siempre el panorama de los juegos de lucha.

Comentarios (8)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!