Análisis de Liberation Maiden

Air Force One.

La colección de juegos Guild01 de Level-5 se estrena en la eShop europea con un estrambótico shmup producido por Suda51.

Hace unos meses Level-5 (un estudio conocido sobretodo por su trabajo con la saga Professor Layton) publicaba en Japón Guild01, una curiosa colección que incluía en un único cartucho cuatro juegos desarrollados por diseñadores nipones de renombre: Goichi Suda (No More Heroes, Lollipop Chainsaw), Yoot Saito (Odama, Seaman), Yasumi Matsuno (Vagrant Story, Final Fantasy XII) y Yoshiyuki Hirai.

Es ese tipo de iniciativa que rara vez llega a occidente, pero Nintendo ha decidido publicar por separado tres de estos pequeños juegos en nuestro territorio mediante distribución digital en la eShop de 3DS. El primero de ellos es Liberation Maiden, un peculiar shmup protagonizado por una colegiala adolescente - la cual resulta ser también, ojo, la presidenta de Japón - encargada de limpiar su país de invasores montada en un gigantesco mech. Sí, lo has adivinado por la descripción: éste es el juego de Guild01 creado por Suda51.

Pero en contra de lo que esperábamos, la estridencia de esta especie de Air Force One a la japonesa no va mucho más allá del punto de partida narrativo. Tras una cinemática inicial tipo anime muy resultona a nivel visual (producida por el estudio BONES) desaparecen las típicas ideas descabelladas de Suda y Liberation Maiden se convierte en un shmup comedido y, la verdad, no demasiado bueno.

horizontal

Hay que reconocerle, eso sí, que desde un punto de vista conceptual tiene una mecánica atractiva. En vez de optar por el típico scroll horizontal o vertical del género, el juego de Suda permite que te muevas libremente por el mapa, usando una retícula para apuntar a los enemigos y disparar enlazando objetivos, con un sistema parecido al de Rez o Project Eden (marcando al aplicar presión en la pantalla táctil y disparando al levantar el stylus). La gracia está en que el escudo y las armas comparten energía, con lo cual cuanto más potentes sean los disparos más desprotegida queda la protagonista ante el impacto de una bala que sobrevuele la pantalla.

screenshot

Lástima que el interés se pierda rápido por diversas razones, siendo la repetición el mayor de ellos: no es que los shmups sean per se un prodigio de la variedad, pero en los cinco niveles de Liberation Maiden se repite el mismo esquema - eliminar tres estructuras parecidas a un gran tornillo más los enemigos que las protegen, y luego acabar con un tornillo gigante que ejerce de enemigo final. Conforme avanzas se añaden unos objetivos secundarios, pero en una hora ya habrás terminado el juego y los alicientes para volver a repetir la experiencia son menores: algunos logros y el score attack puro y duro (aunque con tablas de récords locales su atractivo se diluye casi por completo).

Tampoco esperes de él un prodigio audiovisual. Gráficamente es algo tosco (aunque en movimiento es mejor que en las capturas de pantalla) pero se las apaña para mantener la fluidez de la acción, y probablemente sean los efectos de sonido y las composiciones musicales lo que más llame la atención de un juego que en lo técnico no destaca ni para bien ni para mal.

Liberation Maiden es el típico juego de Suda: tiene ideas curiosas, pero se pierde en una implementación errática que desaprovecha una base a priori sólida e interesante. Aunque ciertamente es entretenido y diferente dentro del contexto de la eShop (y eso lo salva del aprobado raspado), sacarlo de su hábitat natural - formar parte de una colección con otros tres juegos - enfatiza algunos de sus pecados: la repetición, la escasa duración y un precio quizás excesivo para lo que realmente ofrece.

6 / 10

Leer nuestra política sobre puntuaciones Análisis de Liberation Maiden Josep Maria Sempere Air Force One. 2012-10-23T22:30:00+02:00 6 10

Comentarios (3)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!