Hydro Thunder Hurricane

Boyante.

Versión probada: Xbox 360

Si hace unos cuantos días os hablábamos de Limbo y de su sosegada propuesta, hace poco ha llegado a Xbox Live Arcade una actualización de Hydro Thunder —con el subtítulo de “Hurricane”—, un juego que salió para Dreamcast en 1999, y que nos lleva al otro extremo.

Es un juego de lanchas bastante simple y sin demasiada pretensión, aunque ofrece ciertas posibilidades para los amantes de los rankings y tiene un multijugador bastante decente.

Uno de los principales alicientes para avanzar es que, cuando mejor lo haces, más te dan. Mediante un sistema de puntos que recompensa tu habilidad desbloquearás circuitos —hay ocho disponibles, bastante variados y con varias rutas— y nuevos vehículos, que son unas lanchas fardonas y coloridas.

Cada circuito te hace participar de cuatro pruebas. La primera, y probablemente la más divertida, es la Carrera convencional. Jugamos contra 15 vehículos más y tenemos que cruzar la meta entre los tres primeros si queremos puntuar. Y queremos, claro.

Nuestras lanchas, que a primera vista parecen bastante molonas, no son nada sin los turbos que hay esparcidos por el escenario. Cuando los recogemos vemos cómo se transforman y aparecen reactores que nos permiten doblar nuestra velocidad; es absolutamente fundamental tirar de eso para ganar, y como cada pantalla tiene mil rutas y atajos deberemos aprendernos bien dónde están los turbos y qué rutas son las más rápidas para optimizar nuestro tiempo.

A aprendernos el escenario nos ayuda la siguiente prueba, que consiste en una carrera a base de checkpoints. En el agua aparecen varios aros que nos indican por dónde ir. Si nos saltamos alguno nos suman tiempo y, lo que es peor, nos quitan el turbo momentáneamente, y eso nos dejará mal en los piques con los colegas cuando, luego, comparemos nuestras puntuaciones en los rankings que el juego proporciona.

Luego está una prueba muy loca en la que debemos esquivar cientos de barriles explosivos sin perder de vista que, si queremos ganar, hay que conseguir buenos tiempos. Ahí se vuelve imprescindible el salto, que sólo se activa cuando tenemos turbo, y que nos salvará el pellejo en más de una ocasión. Como veis, los controles son muy simples: con el gatillo se acelera, con un botón se le da al turbo, con otro se salta y con otro “recolocamos” la lancha en caso de accidente.

La última prueba es un compendio de las anteriores. Tenemos que repetir los anteriores retos pero nuestra puntuación se acumula de ronda en ronda.

El principal problema de Hydro Thunder Hurricane es precisamente esa repetitividad. Tenemos que hacer cada carrera infinitas veces, y además del tirón, porque si no no se desbloquean la siguientes. Jugar seis veces seguidas a la misma pantalla acaba por cansarte, y te hace preguntar qué tipo de diseño extraño se ha aplicado aquí.

Hydro Thunder Hurricane - Debut

Por suerte, para despejarnos, está el multijugador. La tónica es la misma, y tienes la ventaja de que todas las naves —incluyende el bonus de la nave-patito-de-goma— están desbloqueadas desde el principio. Hay un modo bastante curioso, en el multijugador, que implica el patito, por cierto.

Hydro Thunder Hurricane es un juego decente, que te puede dar unas cuantas tardes de diversión, pero por muy arcade que sea en el género de la velocidad hay ofertas bastante superiores. Y valga decir, también, que su precio de 1200 Microsoft Points me parece un tanto descabellado.

6 / 10

Leer nuestra política sobre puntuaciones Hydro Thunder Hurricane Xavi Robles Boyante. 2010-08-02T00:00:00+02:00 6 10

Comentarios (1)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!