Guía Dragon Quest IX • Página 5

Consejos, Paso a paso, Misiones Secundarias, Alquimia...

2.1 Salto del Ángel

El ángel caído

Bueno tras lo visto en el video, apareceremos en Salto del Ángel, delante de la estatua que nos representa, por lo que vemos nuestro personaje ya no es un celestial. Nos dará la "bienvenida" el hijo del Alcalde, Sanfran, y su colega Cisco. Mientras nos lee la cartilla aparecerá una muchacha llamada Sada, que es la que nos rescato del lago del pueblo cuando ocurrió el terremoto que señalo nuestra llegada, (por no decir que lo provocamos nosotros). Cuando la muchacha termine de hablar con nosotros, recuperaremos el control del personaje, y podremos empezar a explorar el pueblo como lo hicimos cuando éramos el Ángel de la Guarda. Empezamos igual que lo hicimos la vez anteriormente, a explorar hacia de derecha a izquierda.

La primera casa, es la casa de Sada. Allí, aparte de encontrar 7 monedas de oro, Sada nos dirá que debemos hablar con la gente del pueblo, y que volvamos a hablar con ella cuando terminemos con esta tarea.

Salimos de casa de Sada con ánimo de hacer vida social y entramos en el Pozo, donde encontraremos 4 monedas de oro y podremos escuchar a dos personas que hablan cerca del pozo.

El siguiente edificio es la tienda del pueblo donde podéis comprar suministros y algunas armas, si disponéis de las monedas de oro pertinentes.

Seguid explorando cada edificio y hablad con todos los personajes del pueblo. Cuando acabéis, habrá atardecido en el pueblo. Ahora podéis volver a casa de Sada y hablar con ella. Con esto acabara vuestro día y cuando volváis a escena, Sada os despertara a la mañana siguiente debido a la visita de Sanfran. Saltad de la cama e id a recibirle. Hablad con él y os pedirá que le ayudéis a despejar el Paso de obstáculos, ya que esta es la única vía de acceso a vuestro pueblo. Tras aceptar, Sanfran se unirá a vuestro grupo.

Dirigíos ahora a la entrada del pueblo, que está bloqueada por Cisco, hablad con él y os dejara pasar .Ahora podéis salir del pueblo, así que ha llegado la hora de luchar. El camino que separa Salto del Ángel de vuestro destino está infestado de monstruos entre los que se encuentran: Pepinillos guerreros, Limos, Sacolodos, Sanguininos, Draconinos, Chafaposas y Arqueros punzantes. Ahora mismo los combates son fáciles, se basan en atacar y ser atacados, no se necesita de ninguna táctica especial para superarlos. Os recomiendo que libréis, cuantos más combates mejor, para obtener nivel e ir obteniendo habilidades con las que superar futuros retos, amén de proporcionaros valiosas monedas necesarias para adquirir mejor equipo en la tienda.

Siguiendo el camino, tras las peleas que cada uno haya querido librar, llegareis a una bifurcación, en la que deberéis elegir el camino de la izquierda para llegar al paso.

Al llegar allí, tu personaje quedara sorprendido al ver una parte del Expreso Celestial. Sanfran se quedara extrañado, ya que el no puede verla, así que se irá hacia la izquierda, donde se encuentran el Paso. Cuando recuperes el control puedes dirigirte hacia el Tren, pero por el momento no puede entrar, ni hacer nada con él. Antes de acudir donde esta Sanfran, ve a la derecha, donde encontraras un cofre que contiene un Anillo de oro. Ve ahora al encuentro de Sanfran.

Al llegar allí veréis que el derrumbe que bloquea el Paso es peor de lo que esperabais, pero por suerte al otro lado hay unos soldados procedentes de Pedrania, que vienen a limpiar el desastre. Aunque esa no es su misión principal, vienen buscando a una muchacha llamada Petricia que según apuntan los rumores ha intentado llegar a Salto del Ángel a través del Hexágono; unas antiguas ruinas que los habitantes de Salto del Ángel usaban para salir al mundo exterior antes de construir el Paso. Sanfran comenta que ahora cruzar por ahí es un suicidio, debido a que está lleno de monstruos y amenaza derrumbe,(vamos, un buen sitio para ir de vacaciones).

Durante la conversación, los soldados nos piden que volvamos al pueblo para comunicarle la nueva de que los soldados están despejando el Paso y aprovechemos para preguntar por la desaparecida Petricia. Acabada la conversación, emprenderemos el camino de vuelta a Salto del Ángel. Una vez allí, debemos ir a la casa del Alcalde para informarle de las novedades. Mientras hablamos con el Alcalde, aparecerá Sada, que está muy preocupada por ti y ha oído hablar de la desaparición de Petricia, la cual es una vieja conocida suya de la época en la que vivió en Pedrania. Cuando la conversación acabe, volveréis a casa de Sada, que intenta pedirte que vayas a buscar a Petricia al Hexágono, pero no se atreve debido al riesgo que entraña. Si vuelves a hablar con ella, veras que le reza al Ángel de la Guarda para que ayude a su amiga. Así que ya sabéis cual es nuestro próximo destino, el Hexágono nos espera. Parece que hemos perdido el carnet de ángel pero nos tocara seguir ejerciendo en plan freelance.

 

Dragon Quest IX Guía

Comentarios (5)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!