Dead or Alive: Dimensions

Grandes éxitos.

Versión probada: 3DS

Probablemente no sea demasiado justo, pero Dead or Alive siempre ha sido más conocido por el onanista diseño de sus voluptuosas protagonistas (incluido su hipnotizante movimiento pectoral) que por lo que realmente es: una excelente saga capaz de mirar de tú a tú a los grandes del género. Con Dimensions, que por méritos propios se erige como uno de los mejores juegos del catálogo de 3DS, Tecmo lleva por primera vez su juego de lucha a una consola portátil (no, Paradise no cuenta), y lo hace con un notable resultado que combina todo lo necesario tanto para tener contentos a los fans de toda la vida como para acercar Dead or Alive a un nuevo público.

Para empezar tenemos un modo Crónica con cinco capítulos (cada uno de ellos con un personaje protagonista) en los que se hace un buen repaso a la historia y mitología de la saga, con un roster en el que aparecen veinte de sus personajes más conocidos (Kasumi, Ayane, Ryu Hayabusa y Hayate, entre otros) más seis desbloqueables (Genra, Raidou, Alpha-152, Tengu, Shiden y Kasumi Alpha). Lástima, eso sí, que muchas de las cinemáticas estén directamente recicladas de entregas publicadas en otras consolas y que todos los acontecimientos que en ellas se narran ya los conozcamos al dedillo.

Tal y como era de esperar tampoco faltan los numerosos extras que se van desbloqueando a medida que vamos jugando. Sin contar los ya mencionados personajes especiales, hay una ingente variedad de trajes y figuritas con diferentes poses (999, nada menos) para utilizar en el modo foto, en el cual se usa el giroscopio para controlar la cámara. Es una pena que las fotos 3D se guarden en un álbum dentro del propio juego y no en la tarjeta SD, imposibilitando la opción de verlas en la tele o en el ordenador, pero el hecho de que a través de SpotPass se vaya añadiendo más contenido gratuito cada día lo compensa en cierta manera.

2

En el modo Crónica empieza a quedar patente que uno de los objetivos de Tecmo con Dimensions ha sido acercar la franquicia a un público menos experto en el género (y ojo, que eso no es malo... pero hay que tenerlo en cuenta para no llevarnos una sorpresa si venimos de DOA4). Lo primero que notaremos es que el nivel de dificultad se ha visto bastante rebajado respecto a anteriores entregas - aunque eso no es óbice para que haya algún que otro enfrentamiento complicado - y que el timing para la ejecución de los counters es menos exigente. A eso hay que sumar los atajos en la pantalla táctil, que simplifican en exceso algunos combos largos y contragolpes, pasando a realizarse con un simple toque del stylus.

Pero aún con esas concesiones y sabiendo que es cierto que DOA es menos técnico que Tekken o Virtua Fighter, Dimensions posee la suficiente profundidad como para resultar atractivo incluso en manos de usuarios expertos en el género. Basándose en buena parte en la mecánica de DOA4 (y tomando el sistema de counters de DOA3), esta nueva entrega cumple a rajatabla la filosofía 'fácil de jugar, difícil de dominar' y consigue enganchar a base de retarnos a mejorar nuestro estilo. En ese sentido Crónica es todo un logro, porque consigue enseñarnos con una perfecta progresión todas las posibilidades del sistema de combate.

Comentarios (3)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!