Análisis de Street Fighter x Tekken

Puñetazos para todos.

Versión probada: PlayStation 3

Hace poco hablábamos en la redacción sobre el esperado, especialmente por Chiconuclear y un servidor, remake de Tony Hawk´s Pro Skater 2. Después de un buen rato intercambiando anécdotas y batallitas rememorando aquellos tiempos de Playstations y Nintendos 64, llegamos a la conclusión de que juegos como aquel deben alejarse de la simulación más realista y decantarse por un estilo arcade con saltos imposibles y piruetas demenciales. ¿Qué hay más divertido que recorrer la fábrica del Tony Hawk´s 2 grindando sin pisar el suelo ni usa sola vez? Pues esto mismo pasa con la lucha en 2D.

Los juegos de lucha con esta perspectiva nos dan la posibilidad de hacer lo que queramos; nuestra habilidad es la única frontera. Evidentemente juegos como Tekken en 3 dimensiones tampoco buscan la simulación pero sí que buscan ser relativamente plausibles con respecto al comportamiento de los personajes o a las físicas, por ejemplo. Street Fighter, como otros tantos, nunca ha tenido esa preocupación y se ha centrado en hacer el juego lo más divertido y jugablemente profundo posible. De nuevo la fórmula ha dado sus frutos: Street Fighter x Tekken es divertido, profundo y engancha solo con unos pocos combates. El reto no era pequeño; adaptar los personajes de Namco a un entorno en el que no estaban acostumbrados a combatir, ajustarlos a unos nuevos contrincantes con otra forma de entender la lucha y hacer que todo funcione de tal manera que los nuevos jugadores y los ya veteranos del género se den la mano en un mismo juego.

Vídeo: Street Fighter X Tekken - Cinemática de apertura

Puede que tras un primer vistazo parezca solo una actualización, con un modo Tag (por parejas) del gran Super Street Fighter IV pero nada más lejos de la realidad. SFxT abre sus puertas a los nuevos jugadores así como a los que vengan de Tekken. Sin convertirse en un juego sencillo, cuenta con distintas formas de iniciar a estos jugadores. Por ejemplo se ha introducido el "Cross Rush" un combo común para todos los luchadores que consiste en la sucesión de 4 golpes de menor a mayor intensidad que además de maltratar el físico del contrincante lo lanzará por los aires dando tiempo a que nuestro compañero de equipo venga a seguir con el combo. Es fácil de encadenar y además es bastante útil. También se han simplificado los antes llamados "ultras", que aquí se llaman "Super Arts", ya que no hace falta hacer el movimiento de la cruceta 2 veces para realizarlos.

Después de haber leído las líneas anteriores, los más expertos y "combomakers" del barrio estarán echándose las manos a la cabeza y maldiciendo a Capcom. No os asustéis, que ahora viene lo mejor. SFxT consigue facilitar la entrada a los nuevos pero sin desvirtuar el trabajo de los jugadores pro. Pese a las facilidades mencionadas el juego no se convierte en una demencia machacabotones; para contrarrestar los "Cross Rush" tenemos el "Switch Cancel" un movimiento simple en el bloqueo que bien sincronizado contraataca de manera fulminante al rival. El movimiento no es fácil de realizar y recuerda un poco al contraataque del Street Fighter III Third Strike, salvando mucho las distancias.

Los personajes de Tekken se han ajustado de forma magistral al estilo de Capcom y traen consigo algunas de sus mecánicas, como los "Super Arts" acumulando fuerza durante unos instantes (esto también lo pueden hacer los personajes de Street Fighter) o algunos combos marca de la casa que se pueden realizar sin golpear al enemigo y en los que no importa tanto el timming.

Otra de las novedades destacables es la inclusión las una gemas. Podemos aplicar 3 a cada personaje y nos dan distintas ventajas durante unos segundos, como un 20% más de defensa o ataque, y permiten que ajustemos al personaje a nuestro estilo de lucha. Hay un buen número de gemas y además varios tipos; para que se activen en el combate deberemos ejecutar determinadas acciones, activas o pasivas, como hacer 5 bloqueos seguidos o recibir 2 "Super Arts". En un primer momento puede parecer que esto desequilibrará las peleas pero en realidad están bastante bien ajustadas y no suponen una ventaja desmedida casi en ningún caso. Lo vemos como una decisión acertada por parte de Ono y su equipo.

SSFIV contaba con un diseño artístico que sorprendió a más de uno y gustó a casi todos. Aquí los encargados del arte se han mantenido en esa línea, con el mismo motor del juego y mejorando algunos detalles en los personajes... aunque los escenarios, además de no ser numerosos, no llegan al nivel de los vistos en las última entrega de Street Fighter. En general son feos y parecen estar menos detallados, aunque se han introducido "multi-escenarios", es decir, empezamos luchando en un escenario y pasamos por distintas localizaciones en cada round. La novedad se agradece.

El juego cumple con los requisitos básicos para convertirse en un clásico del género, jugablemente es genial, ejerce una atracción hacia el fan de los juegos de lucha que difícilmente podrá resistir pero se olvida de completar la experiencia con las opciones en cuanto a modos de juego que un título así se merece. El modo arcade puede rendir bastante ya que tras completarlo con cada "pareja standard" asistiremos a un final personalizado y realizado en 3D , nada de artworks. Cada luchador tiene una pareja oficial, con el que comparte introducciones y finales distintos, como por ejemplo Ryu y Ken o Paul y Law. Si contamos con que tenemos 38 personajes, nos salen unas buenas horas de juego. No hay modo "Survival" ni nada por el estilo aunque se mantienen los desafíos de los entrenamientos. Eso sí, se ha añadido un editor con el que personalizar los colores de los luchadores, aunque es una característica que se queda a medias ya que las posibilidades son escasas: solo con 4 colores distintos para cada prenda.

Por otra parte el online ha sufrido recortes ante SSFIV. Se han eliminado los campeonatos, por ejemplo, aunque lo compensan la posibilidad de jugar 4 personas; tanto cada una en una consola como 2 personas en cada sistema (esta última opción incomprensiblemente solo es posible en PS3).

Street Fighter x Tekken es un juegazo, un término medio entre la locura de Marvel vs Capcom y la rigidez de Super Street Fighter IV. Como hemos dicho en otras ocasiones es capaz de reunir a principiantes y expertos en un mismo juego pero la racanería a la hora de dotarlo de modalidades de juego empaña un poco el trabajo de Capcom.

8 / 10

Leer nuestra política sobre puntuaciones Análisis de Street Fighter x Tekken Juan Puig Puñetazos para todos. 2012-03-09T10:44:00+01:00 8 10

Comentarios (10)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!