Si haces clic en un enlace y realizas una compra es posible que recibamos una pequeña comisión. Lee nuestra política editorial.

Ueda habla con Famitsu sobre The Last Guardian

Interacción con la criatura, físicas…

Fumito Ueda ha concedido una entrevista a Famitsu en la que han tratado asuntos como el nombre de la criatura que nos acompañará, las formas de interactuar con ella y la tecnología empleada para darle vida. IGN se ha encargado de traducirnos las partes más importantes.

Para empezar, el nombre del juego en japonés será “Hito Kui no Oowashi Toriko”. Algo así como “Toriko, el gigante águila come-hombres”. Nosotros pensábamos que era una rata con alas, pero resulta que era un águila. El hecho de que la criatura sea rara no es arbitrario: no querían que nadie pudiese notar poco naturales los movimientos si la asemejaban a un perro o un gato, del que tenemos referencias visuales en la realidad.

Toriko reaccionará de forma diferente dependiendo de dónde le toquemos, o si realizamos acciones como quitarle las lanzas clavadas o lanzarle barriles de comida. Como buen animal, tendremos que jugar con el tema de las recompensas para que nos haga caso. Sin embargo, podremos pasarnos las fases incluso si le da una rabieta y se queda sentado esperándonos.

Ueda ha contemplado la posibilidad de que el juego tenga online, aunque no hay nada definitivo. Lo que sí es seguro es que se está realizando un trabajo muy minucioso con las físicas, en concreto con el viento: cada pluma de Toriko se moverá independientemente. El peso de los barriles será otro apartado a tener en cuenta.

Como curiosidad, los que sepáis un poco de japonés os habréis dado cuenta de que después de “T” la “o” no se pronuncia, así que la pronunciación del nombre es… Trico.

Acerca del autor

Avatar de Jaime San Simón

Jaime San Simón

Redactor

Jaime lleva en Eurogamer.es desde los inicios y es nuestro experto en juegos indie. Tú ponle ahí cuatro píxeles hechos con amor y ya le puedes dar megatones hiperpoligonizados, que él, se quedará con lo primero.

Comentarios