Si haces clic en un enlace y realizas una compra es posible que recibamos una pequeña comisión. Lee nuestra política editorial.

Microsoft acusa a Sony de pagar a desarrolladores para que sus juegos no lleguen a Game Pass

Dentro del proceso de investigación en Brasil por la compra de Activision Blizzard.

En un extenso documento remitido a las autoridades brasileñas como parte de la investigación sobre la compra de Activision Blizzard, Microsoft ha acusado a Sony de pagar a los desarrolladores "derechos de bloqueo" para evitar que sus juegos se publiquen en Xbox Game Pass.

Esta acusación aparece en el documento de veintisiete páginas con el que Microsoft responde a las objeciones por parte de Sony a la compra de Activision Blizzard dentro del proceso en marcha por el Consejo Administrativo para la Defensa Económica (CADE). Buena parte del argumento de Sony se centraba en Call of Duty, asegurando que "no tiene rival" y que es "tan popular que influye en la elección de consola por parte del usuario". Según la compañía japonesa, la inclusión de Call of Duty en el catálogo de Xbox Game Pass dañaría sus posibilidades de competir con Microsoft.

La respuesta de los de Redmond es bastante más amplia. Para empezar argumenta que durante todo este tiempo ha podido hacer crecer Game Pass sin los títulos de Activision Blizzard, sugiriendo que Call of Duty no es tan "esencial" como dice Sony, y reitera también que no hará que Call of Duty sea exclusivo de Xbox.

En este punto Microsoft pasa a la ofensiva, recordando que "el uso de acuerdos exclusivos ha sido parte central de la estrategia de Sony para fortalecer su presencia en la industria del videojuego".

Microsoft afirma que las quejas de Sony son "incoherentes", dado que gracias a la posición de dominio en el mercado de Playstation Sony es la líder en la distribución de juegos digitales, especial cuando, según Microsoft, Sony ha dañado de forma activa el crecimiento de Game Pass pagando por "derechos de bloqueo para evitar que los desarrolladores añadan su contenido a Game Pass y a otros servicios de suscripción".

Es por ello que, según los de Redmond, el miedo de Sony no es que la compra de Activision Blizzard dañe sus posibilidades de competir, sino que el modelo de negocio de Game Pass, ofreciendo "contenido de alta calidad con bajo coste a los jugadores" ponga en peligro su liderazgo en el mercado "forjado a base de una estrategia centrada en el dispositivo y en la exclusividad".

En el documento Microsoft también apunta a que Sony es la única de las grandes compañías del mercado del videojuego consultadas por las autoridades brasileñas que se ha opuesto a la compra.

Es de esperar que haya más situaciones de conflicto entre ambas compañías a medida que avancen las investigaciones por parte de las autoridades regulatorias de distintos países. La compra de Activision Blizzard, una vez finalicen dichas investigaciones y tenga el visto bueno por parte de las autoridades, debería concluir en verano del año que viene.

Acerca del autor

Avatar de Josep Maria Sempere

Josep Maria Sempere

Director

Jose es fundador de Eurogamer España y el director de su línea editorial y de contenidos. Ama el punk-rock, el cine palomitero de Hollywood, los simuladores de submarinos, la sci-fi, los cacharros de Apple y la década de los 80. Puedes leerlo también en su Twitter o verlo en su canal de Twitch.

Comentarios