Si haces clic en un enlace y realizas una compra es posible que recibamos una pequeña comisión. Lee nuestra política editorial.

Hironobu Sakaguchi: "Los gráficos en alta definición no son necesarios"

El creativo afirma que se les da una importancia "desmesurada".

Hironobu Sakaguchi, creador de Final Fantasy y fundador de Mistwalker, no necesita gráficos en alta definición para crear obras de arte, según ha afirmado en una de las sesiones de entrevistas de la serie Iwata Asks.

Con motivo del inminente lanzamiento de The Last Story, el último RPG de la compañía para Wii, Sakaguchi ha cargado contra la actual tendencia de la industria, que prima el apartado visual por encima de los demás aspectos.

"Para ser sincero, creo que las imágenes HD que se han vuelto comunes en la industria de la televisión son, en mi opinión, desmesuradas en el mundo de los videojuegos", ha afirmado. "Hay una tendencia entre los desarrolladores por invertir toda sus energías en mantener una gran calidad gráfica."

Para Sakaguchi, que ha tenido que lidiar con las limitaciones técnicas de Wii a la hora de crear su nueva aventura, los gráficos son una prioridad secundaria, aunque no significa que se haya descuidado ese apartado: The Last Story cuenta con un mundo preciosista y muy rico.

"Me mostré muy contrario a comprometer la calidad de los gráficos simplemente porque estábamos trabajando en Wii, que no tiene alta definición", ha explicado. "Realmente creo que, al final, hemos creado algo que se puede comparar a lo aparecido en otro hardware."

Las declaraciones de Sakaguchi son similares a las que realizó la semana pasada Sid Meier, el creador de Civilization, quien aseguró que las mejoras gráficas "son un arma de doble filo".

The Last Story llega a Europa el próximo día 24, y se espera que repita el enorme éxito que cosechó el otro gran RPG para Wii, Xenoblade Chronicles.

Acerca del autor

Avatar de Borja Pavón

Borja Pavón

Redactor

Borja se encarga de mantener el ritmo de las noticias, las guías, los trucos y la samba que todos llevamos dentro. Analista ocasional, tú dale un mando, un Tender de chocolate y algo de lo que despotricar y le harás la persona más feliz del mundo.

Comentarios