Si haces clic en un enlace y realizas una compra es posible que recibamos una pequeña comisión. Lee nuestra política editorial.

Guitar Hero 5

¿El juego de rock definitivo?

Un pensamiento generalizado en la industria del videojuego en estos momentos es que después del gran éxito del que han gozado los títulos musicales a lo largo de los dos últimos años se empieza a vislumbrar el declive de su popularidad. Gamasutra ha destapado esta misma semana unos datos que parecen confirmarlo, y es que las dos grandes franquicias de este género (Guitar Hero y Rock Band) están vendiendo mucho menos en comparación con el año pasado, un 34% menos para el juego de Activision y un preocupante 67% para el de EA y MTV.

Aún con este escenario adverso estas dos grandes multinacionales del ocio electrónico no quieren dejar de exprimir la gallina de los huevos de oro y es por eso están preparando un fuerte desembarco de juegos musicales para este septiembre. Por un lado tendríamos el juego de los Beatles del cual ya os hablamos tras probarlo en el E3 y poder charlar con su director Chris Foster, y por el otro el retorno de la saga Guitar Hero con su quinta entrega, de la que a continuación vamos a destriparos las principales novedades tras poder jugarlo junto a su director Brian Bright de Neversoft.

La primera sensación que nos queda tras poder toquetear este Guitar Hero 5 por primera vez es la de estar ante el juego de rock definitivo, lo que sería una especie de culminación de la saga. Lo pensamos porque tras ver las novedades que incorpora la verdad es que ya no se nos ocurre nada más que puedan incluir sin que ello conlleve cambiar radicalmente la fórmula de juego. Lo cierto es que parece que con esta entrega Red Octane y Neversoft tocarán el techo de posibilidades de la saga creando el estándar que creíamos se había alcanzado con World Tour.

Más flexible

Podremos jugar con la combinación de instrumentos que prefiramos. ¿Alguien ha dicho cuatro baterías?

La principales novedades de Guitar Hero 5 irán en dos direcciones: flexibilidad y accesibilidad. Sin duda, en referencia a la primera la mayor incorporación del juego será la posibilidad de poder tocar con la combinación de instrumentos que nos plazca. Así, se acabará la obligación de tener que hacerlo en la clásica formación de guitarra, bajo, batería y vocal siempre que queramos jugar en grupo. Por poner un ejemplo, podremos jugar con dos guitarras emulando a Cream o creernos que somos Bloc Party saliendo al escenario con dos baterías. Más bestia todavía... ¿Qué os parece tocar con cuatro baterías al mismo tiempo? Pues también será posible (no es por dar ideas, pero casi que iría pensando en un pack DLC de Stomp). Si somos malos con los instrumentos y solamente queremos cantar podemos conectar cuatro micros y jugar sólo cantando. ¿Cuatro bajistas? Sin problemas, y es que las combinaciones serán muchas. Si a esto le añadimos que será compatible con casi todos los instrumentos que han aparecido hasta la fecha supondrá una gran ventaja para los jugadores.

De todas maneras, a esta nueva opción le falta algo para acabar de ser perfecta, y es que estaría muy bien que si escogemos los mismos instrumentos el juego permitiera a los jugadores tocar frases musicales distintas de forma que se pudieran establecer diálogos musicales entre los instrumentos. Lamentablemente, tal como nos cuenta Bright esto no será posible, ya que cuando los jugadores jueguen con un mismo instrumento tendrán que tocar exactamente las mismas notas (teniendo en cuenta que estén en el mismo nivel de dificultad). Es una pena porque un modo cooperativo en plan duelo clásico pero sin competir hubiese sido muy grande.

Más accesible

El modo Party Play hará que mucha más gente se anime a jugar.

Tal como hemos dicho, la segunda gran novedad de Guitar Hero estará relacionada con la accesibilidad, desde el punto de vista de que ponerse a jugar ahora será mucho más fácil. A ello contribuirá el nuevo modo Party Play, que se convertirá en un indispensable en las fiestas a partir de ahora. Con esta modalidad podremos programar una lista de canciones y dejar que vaya sonando en modo bucle como si fuera un hilo musical, entonces dejamos los instrumentos allí esperando que alguien tenga ganas de ponerse a jugar. Con tan solo pulsar el botón amarillo podremos entrar al trapo de la canción cuando queramos y sin tener que reiniciarla ni interrumpirla. Sin recurrir a menús ni nada, escogemos la dificultad y ya podemos empezar a tocar en mitad de la canción.

Acerca del autor

Avatar de Albert García

Albert García

Colaborador

Albert es periodista especializado en videojuegos desde 2002 y es uno de los fundadores de Eurogamer.es. A la hora de jugar te lo puedes encontrar tanto con un complicado juego de rol o estrategia, como moviendo el esqueleto con un juego de baile. ¡Es un tipo imprevisible!
Twitter: @AlbertGarlo

Comentarios