Si haces clic en un enlace y realizas una compra es posible que recibamos una pequeña comisión. Lee nuestra política editorial.

Call of Duty: Black Ops 3 - Trucos multijugador, Baja confirmada, Dominio, Punto caliente, Demolición, Buscar y destruir, Escolta, Uplink, Captura la bandera

Guía Call of Duty: Black Ops 3 - Perfecciona tu dominio, sin importar qué tipo de modo elijas

Trucos multijugador

Baja confirmada

En este modo, tendrás que recolectar las chapas de identificación de los soldados que hayan sido eliminados, tanto para añadir importancia a una muerte enemiga agregándole una puntuación extra como para denegar al equipo contrario la habilidad de reclamar el golpe letal sobre uno de tus compañeros caídos.

En estas partidas, cuanto más preparado estés para el combate a corta distancia mejor, porque es más que probable que acabes encarado con oponentes que intenten conseguir las mismas chapas que tú. Las armas como escopetas o SMGs son ideales para estas situaciones, porque facilitan la limpieza del área previa a recolectar unas chapas, e incluso puede que te permitan hacerte con unas cuantas más.

Aquellos armados con LMGs y rifles de francotirador también pueden resultar útiles, pero verán limitada su capacidad de recolectar chapas frente a aquellos que luchen sobre el terreno. Aun así, si eres capaz de coordinar una comunicación eficiente y cubrir sus espaldas para mantenerles a salvo mientras ellos se encargan de la recolección, no dudes en hacerlo. Trabajar juntos, como un equipo, tiene aquí una importancia vital, y intentar jugar como un lobo solitario puede garantizar una baja fácil para el otro equipo, y que consigan tu chapa a continuación. No es una buena idea.

Dominio

Uno de los principales modos de control de este Black Ops III se basa en intentar mantener lastres zonas de control de cada mapa. Cuanta mayor cantidad de ellas consigas defender durante una partida, mayor puntuación obtendrás, y más cerca tendrás el alzarte con la ansiada victoria.

Para ello, querrás asegurarte de que estás bien preparado en el terreno defensivo, con herramientas como el chaleco, las granadas de humo, los trofeos y las rachas de carácter defensivo. Esto es especialmente cierto si juegas como el defensor de estos puntos durante la mayor parte del tiempo, cosa que perfectamente podrías terminar haciendo.

Si eres de los que prefieren hacerse con estos puntos de manera más agresiva, querrás asegurarte de que dispones de un arsenal a la altura, incluyendo un buen suministro de granadas y armas decentes para la larga distancia, como el LMG.

Por último, ten en cuenta los respawns. Ocasionalmente el punto de nacimiento enemigo estará situado en un punto en algún lugar entre su base y la bandera B, así que es una buena idea destinar a algunos compañeros del equipo a encargarse de ello.

Punto caliente

En punto caliente tenemos una zona de control que todo el mundo será capaz de reclamar, siempre que no haya enemigos alrededor que puedan competirla. Constantemente irá cambiando de posición, así que es una gran ayuda tener siempre un compañero de equipo en las inmediaciones para intentar hacerse con ella. Pero asegúrate de que estén adecuadamente armados, porque en cualquier momento podría aparecer un enemigo intentando robarla.

Toma nota del control de cada zona. Si da la impresión de que no va a poder controlarse dentro del límite de tiempo establecido, es mejor vigilar otros puntos del mapa a la espera de que se active la nueva y seamos los primeros en reclamarla. Esto no solo ayudará a encontrar buenos puntos de cobertura, sino que nos permitirá ir desplegando rachas defensivas que podamos tener preparadas.

Estas defensas pueden ser importantes, especialmente si cuentan con explosivos que puedan causar una cantidad elevada de daño a los enemigos que intenten hacerse con nuestra zona caliente. Asegúrate duque tienes una configuración ofensiva fuerte en posición, y aguanta hasta conseguir las rachas que marcan la diferencia.

Demolición

En demolición tendremos dos puntos explosivos como los principales protagonistas, alternando una ronda en la que deberemos defender uno de ellas mientras el equipo contrario trata de activarlo, y una segunda ronda en la que los roles se cruzarán.

Tomémonos un momento para evaluar la situación desde ambas perspectivas. Si estás en el lado ofensivo, sabes que la gran mayoría de los contrarios estarán en posiciones cercanas a la bomba, intentando protegerla. Así que lo recomendable sería prepararte para el tiroteo, con una escuadra que balancee el rango corto y la larga distancia. De esa manera, tendrás soldados cubriéndote las espaldas desde la lejanía mientras intentas generar una brecha en la estancia para alcanzar el explosivo. Mantén siempre una configuración balanceada a mano, y no tengas miedo de usar potencias de fuego elevadas para limpiar el área antes de aproximarte.

Defensivamente, querrás utilizar la mayor cantidad de rachas que puedas, ya que algunas de ellas pueden marcar la diferencia entre que el contrario consiga penetrar o no tu defensa. Asegúrate de reservar tus puntos para cuando realmente cuenten, y asegúrate igualmente de destinar un par de soldados a vigilar posibles invasiones (desde una posición oculta, evidentemente) y estarás preparado para resistir. Y sí, ellos van a venir, así que ten un arma pesada a mano, y también unos cuantos rifes de asalto.

Buscar y destruir

En buscar y destruir, tienes una sola vida. Eso es todo. Una vez que te matan, será responsabilidad del resto de tu equipo apañárselas sin tu ayuda. Y una vez que muera el resto del equipo, el otro se llevará la victoria.

Dicho esto, la idea vuelve a ser defender una bomba, ya que uno de los jugadores se encargará de llevarla, y si los defensores consiguen desmontarla también se proclamarán ganadores. Y ese es el objetivo, ganar, así que hay quien encuentra más sencillo simplemente exterminar al equipo contrario. El problema es que si eso les separa del portador de la bomba, puede tratarse de una causa perdida.

En el caso de los encargados de desactivar el explosivo, plantarse puede ser una buena manera de distraer a los contrarios, engañándoles para venir a por nosotros mientras la bomba se aleja a un lugar seguro. Dicho esto, los jugadores defensivos deberían estar atentos ante posibles formaciones enemigas, porque un grupo nutrido probablemente sea el que más merezca la pena seguir.

Escolta

En este modo, un equipo intenta mantener seguro un robot que intenta recorrer el camino hasta la base, mientras que el otro equipo se encarga de la tarea de detenerlo antes de que consiga alcanzarla. Si el robot recibe una cantidad de daños significativa, se detiene en el acto, para auto repararse y retomar el camino, aunque sea a paso de tortuga.

El asunto es que, si juegas en la defensa, tienes la capacidad de "leer" la ruta del robot y interceptarlo en su camino hacia la base, tanto mediante un asalto frontal como preparando algún tipo de trampa. Es posible que el equipo defensor se anticipe a esto de alguna manera y intente contraatacar, aunque nunca hace daño ponerse de acuerdo con nuestros compañeros y formular un plan que al menos detenga al contrario y al robot en su progreso. También es posible encontrarse con soldados que decidan separarse del grupo para anticiparse y ejercer de scouts frente a estas posibles emboscadas defensivas, así que asegúrate de eliminarlos antes de que ninguna noticia de nuestros planes llegue a su destino.

Siempre hay una gran área abierta alrededor del robot, con lo que ambas partes tienen altas posibilidades de acabar involucrados en un tiroteo, tanto si prefieren las largas distancias como un encuentro más íntimo y personal. En cualquier caso, saber en lo que te estás metiendo resulta útil para ambas partes, con lo que los scouts y la colocación de trampas son estrategias que marcan la diferencia.

Uplink ¿Alguna vez has jugado a la versión del baloncesto más mortífera del mundo? En esencia, es a lo que se reduce el modo Uplink, en el que una escuadra ofensiva intenta lanzar o acarrear un pequeño satélite a una estación de Uplink mientras que los defensores -sí, lo habéis adivinado- intentan detenerles. Ambos equipos tendrán oportunidad de jugaren el lado ofensivo, así que intenta practicar.

Los soldados ofensivos que se encarguen de proteger al portador del satélite necesitarán mantener la guardia alta ante posibles ataques de la defensa, pero el que tiene verdadero poder es el portador mismo. Y esto es así porque con el satélite en su poder dispondrán de una protección extra que les permitirá absorber unas cuantas balas ( no son invencibles, pero durarán más), así como un ataque de melé que es instantáneamente letal, incluso para aquellos que vayan protegidos por armadura.

Es más, el satélite puede ser lanzado como un arma ofensiva, y cualquier jugador que sea alcanzado perderá su arma, quedando como un blanco perfecto para nuestro equipo. Aunque es un movimiento divertido de utilizar, es importante asegurarse de que nunca pierdes el control del satélite, para tener la defensa preparada en caso de que el enemigo se convierta en un problema.

En la siguiente página te explicamos los trucos del modo zombis.

Volver al índice de la guía de Call of Duty: Black Ops 3.

Captura la bandera

Finalmente llegamos al clásico modo de Captura de bandera, en el que intentaremos hacernos con la bandera situada en la base del enemigo mientras protegemos la nuestra. Es un modo al que multitud de jugadores se han acostumbrado a lo largo de los años (tanto en otras entregas de Call of Duty como en diferentes franquicias), así que obviamente las normas básicas siguen aplicándose. Hablamos, claro está, de mantener siempre al portador de la bandera bien protegido, y de mantener a un par de tipos en la base para asegurarnos de que los visitantes no deseados no entren como Pedro por su casa.

El juego de equipo es una necesidad en este modo, porque un solo soldado no va a conseguir terminar el trabajo. Querréis estar en sintonía constantemente, tanto en defensa como en ataque, si es que realmente queréis conseguir banderas. De lo contrario, el equipo contrario podría pasaros por encima, y llevarse unas cuantas banderas en el proceso. Tener jugadores preparados para salvaguardar la bandera, con rachas y otros perks defensivos activados mientras otros corren hacia la contraria siempre es un plus. De la misma manera, defenderles con uñas y dientes mientras vuelven con ella es otra de las claves.

Aquí puedes optar por builds que favorezcan tanto la velocidad como el sigilo, porque ambas pueden probar ser más que eficaces a la hora de lanzar un asalto relámpago y hacerse con la bandera de alguien. Las armas a distancia también hacen maravillas, permitiendo a determinados jugadores defender a los portadores aliados, o derribar a los contrarios, sin demasiado riesgo a ser detectados. ¡Solo ten un ojo abierto para cazar a los sigilosos!

Acerca del autor

Avatar de Eurogamer.es

Eurogamer.es

Redacción

La cuenta del equipo de redacción de Eurogamer.es.

Comentarios