Uncharted: The Nathan Drake Collection Artículos

Un primer vistazo al rendimiento de la remasterización de Uncharted 2

Aunque la cantidad de remasterizaciones que se están publicando en las nuevas consolas empieza a rozar lo ridículo, sigue picándonos la curiosidad con los continuos esfuerzos de Sony por llevar los títulos más gloriosos de PlayStation 3 a su última consola. The Last of Us Remastered funcionó muy bien en general, la presentación 1080p60 de God of War 3 es excelente y nuestro primer vistazo a la Nathan Drake Collection con los tres primeros Uncharted es francamente prometedor. Desde nuestra perspectiva, lo único que falta en el catálogo es el relanzamiento de Killzone 2 y 3.

Este fin de semana estudiaremos a fondo God of War 3 Remastered, pero hoy queremos centrarnos en la Nathan Drake Collection y en el vídeo a 1080p60 que se publicó la semana pasada. Sony nos envió dos materiales distintos: un clip de vídeo y cinco capturas de pantalla. Las imágenes están renderizadas a resolución 4K, con lo cual no son representativas del juego real pero sí resultan útiles para apreciar ciertos detalles. Incluso a resolución Ultra HD las texturas aguantan el tipo, aunque de forma comprensible la geometría y la iluminación son propias de la anterior generación.

Pero lo realmente emocionante es el vídeo con gameplay. Puede que solo dure cuatro minutos, pero parece confirmar que Blupoint Games va camino de ofrecer una remasterización al menos a la altura de la que hizo Naughty Dog de The Last of Us en PlayStation 4. La escena se divide en dos secciones que ilustran el típico estilo de Uncharted: una secuencia transversal inicial, en la que el frame-rate apenas varía de los 60FPS, y una parte más enfocada a la acción con intensos tiroteos y una set-piece espectacular, la cual resulta más exigente con el motor.

Leer más...

Volver a sentarse a jugar un Uncharted es una experiencia curiosa. Acostumbrados como estamos a una industria basada en la urgencia, en la que cada nuevo lanzamiento se publicita como el acontecimiento más importante de nuestras vidas hasta que finaliza su campaña de pre reservas, resulta irónicamente difícil enumerar títulos que realmente perduren, que tengan la personalidad suficiente para echarse un catálogo a las espaldas y conseguir marcar una época. Resulta difícil encontrar iconos, en definitiva, lo que no deja de tener su parte dramática si a uno le da por hacer memoria y recordar a esas mascotas de antaño, esos monigotes que amén de protagonizar títulos excelentes conseguían resumir el carácter de una plataforma y de generaciones enteras de jugadores. Pero no se trata únicamente de carisma. Aunque podríamos afirmar que Nate es a Sony lo que en su día Sonic o Mario fueron para las dos grandes, lo que hace verdaderamente especial a cada una de sus entregas es que están construidas a base de momentos, de situaciones que pasan la prueba de la memoria con muchísima más soltura que cualquier cosa que consumiéramos (el verbo no es casual) hace apenas un par de meses. En cierto sentido, sentarse hoy a los mandos es como volver a casa. Como reencontrarse con un viejo amigo, uno de esos que no necesitan de actualizaciones constantes en Facebook para pegarte un abrazo y preguntarte que como te ha tratado la vida tras tantos años sin veros. Y por eso Uncharted es una saga que importa.