Tribes Ascend

Análisis de Tribes Ascend

Análisis de Tribes Ascend

Un FPS a 300km/h.

Tribes Ascend ha conseguido dos cosas que pensaba que no me volverían a pasar en mucho tiempo: que un FPS me sorprendiese y que pagase por un juego free-2-play. Y lo segundo no lo hice porque te obliguen, al contrario -y ya hablaremos un poco de este sistema más adelante-, sino porque la propuesta me ha parecido tan interesante que no me ha importado nada.

La saga Tribes comenzó en 1998 y tras varias iteraciones se ha consolidado como una propuesta bien distinta a los demás juegos del género. En vez de centrarse en combates con armas reales y una progresión basada en la mejora del personaje y en el desbloqueo de armas presenta una alternativa que lo hace único: velocidad, anticipación y trabajo en equipo.

El "esquí" es la única mecánica fundamental que hay que aprender a dominar, y un breve tutorial te ayudará a la perfección. Con el botón derecho del ratón activamos un jetpack que nos eleva del suelo y con el espacio nos deslizamos. Así, como en el Tiny Wings del iPhone -y no se me ocurre mejor paralelismo- tenemos que ir deslizándonos por las bajadas y terrenos planos y pasar por encima de las subidas. Si lo hacemos bien iremos cada vez más rápido pero si no nos coordinamos corremos el peligro de ir tan lentos como para convertirnos en un blanco demasiado fácil. La curva de aprendizaje está muy bien llevada y es un juego en sí mismo.

Leer más...