Total War: Three Kingdoms

Como seguro estará al corriente cualquier lector que posea una cuenta de Netflix, estas últimas semanas han estado marcadas por dos temas de moda, a saber: Marie Kondo y su serie de documentales sobre interiorismo snuff, y ese alocado ventilador de mierda en el que terminó convirtiéndose el Fyre Festival, la que estaba llamada a convertirse en la mayor fiesta del mundo. De lo primero no vamos a hablar, porque aún estoy intentando recuperarme del susto y porque, pese a su pronunciadísimo giro hacia lo oriental, esta nueva entrega de la franquicia Total War tiene poco que ver con despedirse ceremoniosamente de toda la mierda que tienes acumulada en los altillos del comedor; en lo segundo, sin embargo, sí que me gustaría detenerme. No por la orgía de destrucción, que también, sino por tratarse de un conflicto que basa planteamiento, nudo y desenlace en un concepto que solo creemos nuevo: los influencers.

Anunciado Total War: Three Kingdoms

Viaje a la Antigua China.

SEGA y Creative Assembly han anunciado un nuevo juego de Total War llamado Total War: Three Kingdoms que se ambientará en la China del año 190 de nuestra era, en el periodo de los Tres Reinos.