Secret of Mana

Como remake es escueto, pero el Secret of Mana de 2018 conserva la encantadora simplicidad de un juego que quizá nunca fue para tanto.

Eventos clave

Comparativa de Secret of Mana

Digital FoundryComparativa de Secret of Mana

Las diferentes versiones del remake del clásico de Square, a fondo.

Secret of Mana es un auténtico clásico, un título que muchos jugadores que lo probaron en su día recuerdan con cariño. Su mezcla de rol, acción, un bello apartado visual y una evocadora música sigue resultando arrebatadora actualmente. La saga ha perdurado a lo largo de varias generaciones, pero el original sigue siendo el mejor. ¿O no? La semana pasada Square Enix publicó un remake en tres dimensiones para PlayStation 4, PlayStation 4 Pro, PC e incluso PS Vita, y hemos probado todas estas versiones para ver cuál es la mejor.

¿Pero qué hace que este juego sea tan especial? Secret of Mana aguanta el tipo a día de hoy y se consideró lo suficientemente bueno como para ser incluido en la selección de veintiún juegos de la SNES, algo quizás sorprendente si recordamos su turbulento desarrollo. Diseñado originalmente para el accesorio CD-ROM de SNES en el que colaboraban Nintendo y Sony, el juego se planteó como título de lanzamiento para el formato Super Disc, siendo una enorme aventura que aprovecharía todo el espacio extra del disco en vez de simplemente añadir algunas pistas de música como muchos otros juegos. Cuando el proyecto CD fue cancelado, la dirección de Square ordenó al equipo terminar el juego para ser vendido en cartucho. Eso les forzó a eliminar contenido y diálogos, reduciéndolo a lo que conocemos actualmente, pero pese a las vicisitudes del proceso el juego se convirtió en un clásico.

El combate era una de sus características distintivas, porque hasta tres jugadores se podían unir en acción cooperativa, algo inusual en el género por aquella época. Mientras exploraban el mundo en busca de los ocho templos Mana, los jugadores disfrutaban de un magnífico pixel art de 16 bits. Unos expresivos personajes, bellos ríos que cruzaban valles y una hierba animada que se movía al ritmo del viento creaban algunos efectos fantásticos.

Leer más...

Análisis de Secret of Mana

Análisis de Secret of Mana

Time flows like a river.

Por motivos que no vienen al caso últimamente he escuchado mucho Smash, el tercer disco de The Offspring. Es algo así como un disco famoso: un melocotonazo de carácter interplanetario que colocó 16 millones de copias en todo el mundo, puso el mainstream cabeza abajo y convirtió a cuatro chavales del condado de Orange que se juntaban para tocar versiones de Social Distorsion en los nuevos embajadores del punk rock mundial. El disco se grabó en el 93, pero por aquel entonces las cosas eran diferentes y a mi me llegó un par de años más tarde, en una casette garabateada con prisas que recorría el instituto propagándose como un incendio en agosto. No exagero si digo que aquel disco me cambió la vida: era diferente, era oscuro, rápido, subversivo, un cóctel de guitarras sucias y mensajes vagamente políticos que unos absolutos desconocidos habían dispuesto cuidadosamente para freír mis neuronas adolescentes. Por aquel entonces no existía internet, y para un chaval de provincias era complicado seguir tirando del hilo: el rumor hablaba de un par de discos anteriores que obviamente no se podían encontrar en ninguna tienda, y así llegaron los fanzines, los listados de distribuidoras independientes fotocopiados una vez tras otra y las semanas de angustiosa espera montando guardia frente al buzón. Aún recuerdo la mañana que llegó aquel paquete como un acontecimiento, y a mi mejor amigo de aquel entonces desgarrando el precinto con las manos temblorosas, como un arqueólogo en su primer contacto con una civilización perdida. Explicadle esto a alguien que se haya criado con Spotify.

Tan alejados como puedan estar el rol oriental y el punk rock gamberrete de mediados de los noventa creo que en el fondo parte de esa magia es compartida. Hablo de una época de descubrimiento, de boca a boca, de discos raros y juegos raros que alguien había conseguido de importación y justificaban por sí solos semanas de peregrinación a casa de tu vecino o a aquella tienda que trapicheaba con adaptadores NTSC. Para el resto, para el común de los mortales, todo se reducía a consultorios de revistas y a unas cuantas capturas borrosas adornadas con motivos japoneses y precedidas de muchas exclamaciones, y puede que por eso me enamorara de Secret of Mana mucho tiempo antes de tenerlo en las manos: la prensa de la época (eran otros tiempos) hablaba de un Zelda más épico, más ambicioso, de espadas sagradas e imperios malvados, y yo devoraba cada árbol, cada aldea, cada monstruo, cada sprite. Por eso no me importó que, una vez con el cartucho en las manos, la historia no fuera gran cosa y los personajes fueran más bien planos, como tampoco lo hizo que aquel CD tuviera una portada horrible y estuviera grabado con cuatro duros. Pero ya no estamos en los noventa, por desgracia.

Resulta curioso que sea este tema, el del paso del tiempo, el primero que aborda el juego en una secuencia de introducción que vista con la asquerosa perspectiva que aportan los años sonroja por su simpleza pero sigue poniéndome los pelos de punta en lo personal. Efectivamente el tiempo fluye como un rio y no perdona a nadie, y a estas alturas resulta difícil justificar la enésima historia sobre héroes de leyenda que juntaron los arrestos para enfrentarse al imperio que enfureció a los dioses. Del argumento en sí mismo no contaré mucho más, porque en el fondo no hay más que contar: un chico de pueblo desentierra una espada, la profecía se cumple, la historia se repite otra vez. Como buen juego de rol del 93 Secret of Mana tiene ocho templos y ocho semillas y no tiene miedo de utilizarlas, y quien espere diálogos memorables o giros argumentales que no pueda predecir un niño de trece años haría bien en acudir a títulos que no fueran diseñados con ellos en mente. Todo en él es inocencia, es descubrimiento y simplicidad, pero también encanto y un tipo de hechizo que dudo puedan entender quienes no sintieran escalofríos al ver volar aquellos flamencos por primera vez. Creo que este remake es un juego para ellos, para nosotros, un regalo para el fan que no busca capturar a nuevas audiencias y por eso se empeña en adaptar más que en actualizar, reproduciendo incluso vicios y rasgos claramente arcaicos del original. Y por la parte que me toca lo agradezco, aunque puestos a dejar un paquete bajo el árbol de navidad deja un sabor amargo que el envoltorio sea de los baratos.

Leer más...

Secret of Mana es mi juego favorito de todos los tiempos. Me refiero, claro, al original de Super Nintendo, y quiero comenzar haciendo esta aclaración para que el lector vaya sobre aviso y para dejar claro el ejercicio de contención al que me enfrento aquí: sé que no es el mejor, y que si jugara a escribir una lista basándome en cualquier parámetro que no fuera la nostalgia en bruto quizá saliera algo peor parado porque Secret of Mana no es Journey ni es Bayonetta ni es Zelda Breath of the Wild ni está a la altura de todas esas obras maestras que he disfrutado teniendo conocimiento de causa, pero ninguna de ellas puede competir con el impacto que tuvo algo así sobre un chaval de catorce años recién cumplidos. Secret of Mana fue mi Final Fantasy VII, un rodillo de emociones, estética, libertad y descubrimiento que jugué y rejugué de manera obsesiva y que probablemente sea el responsable singular de que hoy esté aquí escribiendo estas líneas. Le debo mucho, y por eso este remake me pone en una situación complicada: es un remake del primer beso, de los amigos con los que jugabas al futbol después de clase, de la primera vez que te tomaste unas copas de más. Es muy difícil ser objetivo con algo que dibujaste un montón de veces en el pupitre.

Nuevo gameplay del remake de Secret of Mana

Nuevo gameplay del remake de Secret of Mana

Con motivo del Tokyo Game Show.

Square Enix ha realizado una rentransmisión especial del remake de Secret of Mana durante el Tokyo Game Show en la que se ha podido ver nuevo gameplay del juego y segmentos de su modo multijugador.

Secret of Mana Remake llegará a Vita, PC y PlayStation 4, y entre sus novedades cuenta con gráficos mejorados, controles optimizados y nuevas funciones, como la posibilidad de jugar con amigos.

Podéis ver gameplay del multijugador a partir del minuto 30:

Leer más...

10 minutos de gameplay del remake de Secret of Mana

Durante la PAX West 2017 se mostraron unos minutos de gameplay del remake de Secret of Mana.

El gameplay, que empieza sobre la marca de los dos minutos (tras un trailer convencional), muestra cómo será la exploración y el combate en esta versión 3D del clásico de Square Enix. La versión original se encuentra entre los títulos de la Super Nintendo Mini.

Secret of Mana saldrá el 15 de febrero en PC, PS4 y Vita.

Leer más...

Secret of Mana ya disponible en iPhone

El RPG de SNES por 6,99 euros.

Ya explicamos que Secret of Mana llegaría a la App Store antes de que acabara el año. Pues bien, ya está entre nosotros esta versión para iPhone, iPod Touch y iPad de uno de los mejores action RPG de la historia.

Secret of Mana llega al móvil

Square Enix lo porta junto a Star Ocean: Blue Sphere.

Secret of Mana, el clásico JRPG de Super Nintendo que en Japón era conocido como Seiken Densetsu 2 está siendo portado para móviles como ya ha pasado con otros juegos de Square Enix como Final Fantasy IV: The After Years.