Salt and Sanctuary

Ska firma su mejor juego hasta la fecha con una aventura larga, profunda y exigente, que bebe tanto de los Souls como de referentes propios.

Spotlight