Parappa the Rapper Remastered Análisis

Análisis de PaRappa the Rapper Remastered

Análisis de PaRappa the Rapper Remastered

El anárquico ritmo de los 90.

Que las modas son cíclicas es algo bien sabido, y normalmente la espuma de esa ola se ve venir de lejos. Y así como con la ropa ha vuelto la estética vintage, en el mundo de los videojuegos se ha puesto de moda volver a recordar clásicos de otras generaciones. Estos títulos con la etiqueta "remastered" bien podrían ser la oportunidad de presentarle una época pasada a una generación que se haya perdido aquel entonces, pero la intención no vende tanto por la constitución del producto, sino por la nostalgia.

Pueden haber pasado perfectamente diez años desde que jugué a Parappa the Rapper por primera vez, aunque su lanzamiento original fue hace el doble, en 1996. La versión adaptada a PSP tenía su encanto de olor añejo y sabía entretenerte un buen rato sincronizando comandos de botones con el rap de turno, pero esta versión remasterizada puede que sea un poco rizar el rizo. Es cierto que si no se cumple este capricho difícilmente alguien lo podría jugar hoy en día en viejas plataformas, pero que busca repescar a antiguos usuarios es evidente tanto en este caso como en el caso general de las remasterizaciones noventeras. Aunque da cosa; es como ver a un niño jugando en un partido senior, que se quiere más por la ternura que da verlo teniendo ya cierta madurez que por la admiración de su juego.

Imagino que la mayoría sabréis en qué consiste el clásico Parappa the Rapper: un perro rapero que tiene que ir superando las lecciones musicales de distintos personajes para poder conquistar a la chica que le gusta, Sunny, que es literalmente una flor. Con cada lección vamos haciendo del personaje un mejor profesional del rap, y entre clase y clase se irán intercalando cinemáticas durante los seis capítulos que componen el título. El juego es muy breve en contenido, dividido por canciones temáticas con varios niveles, y éstos hay que superarlos de forma continuada para superar los bloques enteros, por eso tendremos al "profesor" de turno avanzándonos las frases de combinación que debemos hacer para continuación repetirlas nosotros.

Leer más...