NeverDead

Spotlight

Entrevista a Rebellion

"Tenemos muchas ganas de hacer Sniper Elite 3".

Análisis de NeverDead

Quítate ese brazo.

VídeoVídeo especial: Lanzamientos febrero 2012

No te pierdas lo que llega este mes.

Entrevista a Rebellion

"Tenemos muchas ganas de hacer Sniper Elite 3".

Rebellion, desarrolladora afianzada en el Reino Unido, tiene muchas ganas de ponerse manos a la obra con Sniper Elite 3. Tras haber completado el trabajo en Sniper Elite 2, que saldrá en mayo, el veterano estudio creador de Aliens vs. Predator y NeverDead centra su atención hacia el futuro, y en él vislumbra el regreso a su saga hardcore de shooter táctico.

Análisis de NeverDead

Análisis de NeverDead

Quítate ese brazo.

NeverDead es un juego muy loco, y no es un adjetivo elegido al azar. No innova ni profundiza en ninguno de los campos que toca y se explaya en una campaña repetitiva cosechando elementos que ya hemos visto más pulidos en otros juegos miles de veces... pero no se le puede negar su valor como producto de entretenimiento.

Sin embargo, la espectacularidad que ofrece en muchas ocasiones y el correcto apartado gráfico topa de bruces con un, digamos, embalaje no demasiado consistente, no demasiado bueno. El planteamiento es muy cómico: controlamos a un personaje con una maldición a sus espaldas que le impide morir y que debido, suponemos, a la putrefacción de un cuerpo que se mantiene vivo criando malvas desde hace centenares de años, tiene una facilidad pasmosa para desprenderse de cualquier extremidad de su cuerpo. Ese es el mayor atractivo del juego, la desmembración, que puede llegar por ataques enemigos, por cualquier impacto fuerte o por voluntad propia.

Bryce, el protagonista, puede arrancarse la cabeza para llegar a un, de otro modo, inaccesible conducto de ventilación. Puede desprenderse de sus brazos para alcanzar la boca de un enemigo y seguir disparando mientras con el resto del cuerpo se encarga de los demás demonios indeseables o puede arrastrarse por el suelo únicamente con su torso sin dejar de dar volteretas. Sí, es gracioso, como lo es escuchar cómo se inquieta en perfecto inglés por el estado de su peinado porque no puede hacer otra cosa que avanzar, like a rolling stone, usando su sesera. O cómo pide que alguien busque su brazo mientras nos estamos enfrentando a un enemigo tres metros mayor que nosotros; son estos momentos los que pueden arrancar más de una sonrisa al jugador y esconder, o más bien disimular, sus puntos más flojos.

Leer más...

Neverdead

Katamari Demente.

Hemos llegado a un punto en el que innovar no es tan fácil como parece. Hay fórmulas claramente definidas que funcionan, y normalmente el espectro en el que nos movemos es siempre el mismo pero cambiando la ambientación, algún detallito y ya. Por suerte hay unos cuantos estudios que deciden dejarse llevar y salir con algo estrambótico. Y parece, además, que Japón es ahora mismo el epicentro de este estilo punkarra e irreverente.