Naruto Shippuden: Ultimate Ninja Storm 4 Artículos

Hiroshi Matsuyama y su equipo de de Cyberconnect 2 tenían un triple reto entre manos con el nuevo Naruto. El primero es el endiablado ritmo de producción en el que han entrado los Ultimate Ninja Storm, entre revisiones, un juego exclusivo para las viejas consolas (Ultimate Ninja Storm Revolution) y la reciente apuesta de Bandai por el PC. El segundo, el salto a la generación actual, Xbox One incluída, porque la saga funciona de maravilla en todo Occidente. Y el tercero, la necesidad de superarse a sí mismos en todos los aspectos, coincidiendo con el final del manga. A Matsuyama hay que reconocerle que nunca ha querido caer en la deriva de los Dragon Ball, y que Cyberconnect 2 lleva más de un lustro intentando reconciliar la condición de "juego de licencia" con la idea de hacer un buen juego, coqueteando con todos los géneros en busca del Naruto perfecto.