Metal Gear Solid 5: Ground Zeroes Artículos

Artículo destacadoAvance de Metal Gear Solid V: Ground Zeroes

Jugamos cinco horas con el Snake de la nueva generación.

La principal duda que tiene todo el mundo con Ground Zeroes tiene menos que ver con el juego que con el precio, parece. ¡Nos quieren vender una demo! Es una duda comprensible: Metal Gear Solid V: Ground Zeroes puede ser más (mucho más, de hecho) que la típica demo que nos bajamos para probar un juego antes de probarlo, pero sabe abrirnos el hambre tan bien como cualquier demo, seguramente mejor. Confío en que Kojima tiene algo muy grande preparado; quiero creer que sacar Ground Zeroes ahora, con The Phantom Pain tan lejos, es su manera de lanzar un mensaje de esperanza a los fans, de darles un aperitivo con la mejor intención del mundo para calmar a los que están llevando peor la espera. Tanto como lo he disfrutado, me cuesta saber si no será peor el remedio que la enfermedad: como maestro del hype que es, Kojima nos deja con un dolor fantasma considerable cuando terminamos esta misión que sirve de prólogo para el plato principal de Metal Gear Solid V: The Phantom Pain.