FIFA 19 Artículos

Artículo destacadoEntrevista con los desarrolladores de FIFA 19

El modo Carrera, El Camino y mucho más.

Con el lanzamiento de FIFA 19 previsto para finales de septiembre, la cuenta atrás para el pitido de inicio del partido ya ha comenzado. En las últimas semanas se han filtrado algunos detalles tras la celebración de la beta cerrada, y aunque algunos esperan con ganas esta nueva entrega de FIFA también hay quien se pregunta si Electronic Arts está haciendo caso a las peticiones de la comunidad. Buena parte del descontento se centra en el modo carrera, el cual muchos jugadores creen que se ha dejado de lado en los últimos años.

Como sabrá cualquiera que haya perdido amistades a manos de ese devorador de fines de semana que es FUT Champions, Electronic Arts no está dispuesta a hacer prisioneros a la hora de introducir novedades en el ya de por sí diabólico esquema de FIFA Ultimate Team. O quizá sea exactamente eso lo que pretende, hacerlos, porque las matemáticas y sobre todo su presumo que nutridísimo equipo de contables les dan la razón: en la salvaje jungla en la que se ha convertido el negocio de los Free to Play (FIFA sigue costando casi 70 euros, pero nos entendemos), competir por el tiempo del jugador es la manera más efectiva de hacer lo mismo con su dinero. Es el engagement, ese arma de destrucción masiva apuntada directamente a nuestro tiempo de ocio que entiende que cuanto más rato permanezcamos conectados mayores son las posibilidades de que decidamos pasar por caja.

Artículo destacadoAvance de FIFA 19

Esta vez es personal.

El asunto de la personalidad de los jugadores ha sido históricamente una de las principales piedras de toque de los juegos de simulación deportiva, y desde luego la saga Fifa no es una excepción. Con la obligación de presentarse puntualmente en los lineales de las tiendas cada año y pocas vías de mejora claras que no impliquen una revolución total, representar con una fidelidad cada vez mayor la morfología y los tics de cada una de las estrellas y conseguir que ese fútbol jugado por muñecos inertes recuerde un poquito más a sus verdaderos protagonistas es una vía de investigación sensata, pero también una manera sencilla de apelar al forofo, al fan, al seguidor de tal o cual equipo que quizá se plantea dar el salto a la saga pero no ha cogido un mando en su vida.