FIFA 18 Artículos

Artículo destacado¿Deberían considerarse las cajas de loot como un tipo de apuesta?

Estudiamos a fondo una de las grandes polémicas del momento.

La Ciudad del Pecado es la capital mundial del juego. Ostentosos casinos, fichas de colores, elegantes crupieres y pensionistas enganchados a máquinas tragaperras. A simple vista puede no parecer siniestro, pero si dejas de lado el glamour Las Vegas ofrece una imagen triste, la de personas que no son más que engranajes en una multimillonaria máquina que se alimenta de la adicción al juego. El lustre del lugar puede ocultar sus auténticas intenciones.

FIFA 18 ya está disponible en Nintendo Switch, y eso debería ser un motivo de alegría. Es un port decente de la edición de este año, pese a funcionar con un motor gráfico antiguo y, comprensiblemente, carecer de algunas características de las versiones para PlayStation 4 y Xbox One, como el modo historia (El Camino) o las sustituciones rápidas.

Artículo destacadoAvance de FIFA 18

"From Stamford Bridge, he's bigger than the fridge".

El pasado 8 de agosto, en el estadio Filip II de Skopie, Macedonia, tuvo lugar la Supercopa de Europa referente a los campeones en competiciones europeas de la temporada pasada, enfrentando a un Real Madrid colmado de poder contra un Manchester United en plena reconstrucción. Muchos eran los detalles a tener en cuenta en este partido, pero uno de los más destacables era el debut oficial de Romelu Lukaku con el conjunto inglés. Lukaku es un jugador peculiar con unas características físicas magníficas, y el equipo que quiera integrarlo en su juego debe conocerlas bien: es fuerte, alto y su cuerpo es robusto, pero lo más importante es la forma en la que lo utiliza. Es fantástico para recibir cualquier balón de espaldas a la portería y ofrecer un segundo pase al jugador que venga de cara, para después irse a su lugar natural, el área. Una vez allí es letal, y pese a su corpulencia tiene una habilidad tremenda para rematar todo tipo de balones y que la gran mayoría de sus oportunidades acaben en gol de una manera u otra. Esa noche de Supercopa, el Manchester United no supo utilizar a su nueva punta de lanza, y en parte él tampoco supo adaptarse bien al juego del equipo, aún caótico y desordenado. Sin embargo, cinco días después, en el primer partido de liga, demostraron lo contrario y Lukaku anotó dos de los cuatro goles encajados por el West Ham.

Hace apenas un par de días Jason Schreier publicaba en Kotaku un extensísimo artículo desmenuzando los cómos y los porqués del tormentoso proceso de desarrollo de Mass Effect Andromeda. Es un texto valioso, y no solo por los datos que aporta sobre este naufragio en concreto: conjeturar sobre tropiezos así resulta sencillo, pero los proyectos de esta envergadura no suelen distinguirse por airear este tipo de información. Una información que recorre absolutamente toda la lista de sospechosos habituales y no deja una casilla sin marcar; se habla de tensiones internas, de costosos prototipos abandonados por el camino y de problemas de personal que sin duda plantean preguntas incómodas. Se habla de política y se habla de tecnología, y sobre este último punto bascula uno de sus pasajes más esclarecedores: el referido a su motor gráfico.