Danganronpa

Análisis de Danganronpa: Trigger Happy Havoc

Es curioso que con el inmenso catálogo de Nintendo DS mis juegos favoritos de la consola fueran en realidad adaptaciones de títulos de Game Boy Advance que no salieron de Japón. Hablo, por supuesto, de la trilogía Ace Attorney con Phoenix Wright de protagonista. Aunque allí son considerados "Visual Novels", en occidente los vemos más cercanos a la aventura gráfica; quizá encontrar ese punto intermedio es lo que logró su popularización a nivel global. El juego que nos ocupa me llamó la atención por tener los mismos ingredientes: adaptación de juego de consola anterior (PSP) que no llegó a occidente, mezcla de Visual Novel con aventura gráfica sobre asesinatos por resolver... Además, de mano del estudio encargado de 999 y Virtue's Last Reward. El resultado, como era de esperar, no ha decepcionado.

Danganronpa comienza con la noticia de que nos han aceptado en Hope's Peak, una academia donde solo entran los mejores estudiantes de secundaria en su ámbito, lo cual puede ser desde Nadadora Definitiva hasta Escritor de Fanfictions Definitivo. ¿Nuestro mérito? Ser el Estudiante Afortunado Definitivo, elegido al azar entre todo el país. El sueño se desmorona cuando nos drogan y despertamos en una habitación con otros 14 estudiantes que tampoco saben qué ha pasado. En ese momento aparece Monokuma, un oso que comenta de forma jocosa que la única forma de escapar del colegio es matando a otro alumno sin que nos descubran.

Para terminar de complicarlo, si el asesino es descubierto le ejecutarán, si no, morirá el resto. Tras presentar unos pequeños incentivos para acelerar las ansias homicidas de los alumnos, los asesinatos empiezan a sucederse uno tras otro, con lo que tendremos que encargarnos de encontrar a los culpables sin saber en quién se puede confiar. Los casos se dividen en tres partes: Tiempo Libre, Investigación y Juicio.

Leer más...