Bloodborne Artículos

La muerte es un hecho, y eso resulta doblemente cierto para los videojuegos. Y cuando llega la muerte, suele llegar con fuerza. ¿Quién de nosotros, a lo largo de su trayectoria como jugador, no se ha paseado en algún momento por un campo plagado de cadáveres o por un río de sangre en el que flotan restos humanos? Si hay que creerse a los juegos, los cadáveres resultan ser más gregarios que los seres vivos. Se amontonan en desagradables lugares en los que se han realizado ejecuciones, torturas y masacres, se cuelgan en ganchos, se empalan, despellejan, contorsionan y desmembran en sangrientos buqués que podemos observar y con los que nos estremecemos al pasar por su lado.

Artículo destacadoDesmontando los mitos sobre Bloodborne

Por qué deberías jugarlo ahora que está en PS Plus si aún no lo has hecho.

Bloodborne, indiscutiblemente uno de los mejores videojuegos de esta generación, ya está disponible para todos los usuarios con una suscripción activa a PlayStation Plus. Es un título realmente bueno -en mi opinión el mejor de From Software-, una mezcla de la fórmula tradicional de los Souls con algunos elementos distintivos que lo convierten en algo único. Es una exquisita obra de arte, en otras palabras, pero aun así hay muchos usuarios que todavía no se han adentrado en él. Hay gente que no ha disfrutado de sus muchas bondades.

Artículo destacadoLa Sombra sobre Yharnam

Siguiendo los ecos de H.P. Lovecraft en Bloodborne.

Este artículo contiene spoilers de toda la historia de Bloodborne, además de especulaciones sobre la misma. No sigas leyendo si no has terminado el juego al menos una vez.

Ya está aquí. Para cualquiera que todavía no tenga una PlayStation 4, y en especial para los fans de la saga Souls, el lanzamiento de Bloodborne marca un punto de no retorno. Tras pasar unas cuantas horas en Yarnham nuestras primeras impresiones apuntan a un nuevo triunfo de From Software, como podréis ver en el siguiente análisis técnico libre de spoilers. El bello mundo del juego es uno de sus aspectos más destacables, pero como en sus anteriores obras hay algunos problemas técnicos que empañan ligeramente esa ambición.

Nota del editor: Este artículo recoge nuestras impresiones tras cuatro días jugando a Bloodborne. Publicaremos la versión definitiva del análisis a mediados de esta misma semana, una vez el juego esté a la venta y hayamos podido probar en condiciones los servidores y algunos elementos online que todavía no funcionaban al 100%.

Si habéis jugado a los Souls conocéis ese momento: ese principio en el que From Software ha colocado un enemigo más difícil de lo que suele esperarse de los minutos de entrada a un juego, y que a menudo sirve de presentación del infame cartel de HAS MUERTO. Es uno que en Bloodborne se ve a menudo, también; los que tengáis miedo de que el nuevo gusto del combate por la agilidad, el ataque sin cobertura, la esquiva constante, implique una menor dificultad podéis respirar tranquilos. Los que queráis introduciros en la serie a través de esta entrega porque parece más accesible, bienvenidos: lo vais a tener difícil, pero es un momento tan bueno como otro cualquiera para darle una oportunidad a la peculiar manera de diseñar RPGs de Miyazaki y compañía.

La semana pasada viajamos a Londres para celebrar junto a Sony y numerosos medios de toda Europa el vigésimo aniversario de PlayStation, la máquina con la que desembarcó en la industria de las consolas de videojuegos, y para probar cuatro de los títulos más esperados de 2015 para PlayStation 4, como aperitivo para lo que se mostró este fin de semana en la PlayStation Experience. A continuación recogemos algunas de nuestras impresiones, que se complementarán con varios vídeos que podréis ver a lo largo de los próximos días en nuestro canal de YouTube.

Artículo destacadoAvance de Bloodborne

Probamos la primera demo jugable.

Ponerse al mando por primera vez con Bloodborne es una experiencia familiar, un confort que rápidamente se convierte en mi perdición. El rápido movimiento del personaje, el sistema de apuntado, la forma en que amortiguan los ataques; todo se une para convertirse en el mismo satisfactorio brebaje que Demon's Souls, el exclusivo de Sony de 2009. Y luego está su aire gótico, con sombrías calles y grotescas decoraciones que abren el camino hacia la oscuridad que tenemos por delante.