Si haces clic en un enlace y realizas una compra es posible que recibamos una pequeña comisión. Lee nuestra política editorial.

Fight Night Round 4

Vuelve el rey de los pesos pesados.

El condicionamiento respondiente obra maravillas en el cerebro humano. Tantas y tantas y tantas veces a lo largo de tantos años lo he pasado tan bien inmediatamente después de escuchar el ya clásico “EA Sports… It´s in the game!”, que, cuando llega otra vez a mis oídos, un pequeño temblor me sacude el cuerpo y en menos de tres segundos soy como un saco de felices endorfinas dispuestas a jugar a un simulador deportivo de cualquier cosa. Hockey sobre hielo, baseball, baloncesto universitario, fútbol (americano o no), NBA… Y no sé si serán las endorfinas o la inmensa calidad que Fight Night Round 4 destila por todos y cada uno de los sudorosos poros de la piel de sus asombrosamente presentados boxeadores, pero sólo con verlo de lejos deja claro que no es un juego como los demás.

FNR4 es, a todas luces, un título jugablemente elegante, lúdicamente equilibrado y técnicamente excesivo que enamorará a los fanáticos del boxeo y, a quienes no lo sean (sic), les convertirá a la religión de los botines, los guantes y los protectores bucales en menos de dos minutos. Es jugablemente elegante porque su control es una delicia: exigente pero inmensamente motivador y reconfortante; lúdicamente equilibrado porque requiere práctica pero la satisfacción es inmediata y la diversión automática; técnicamente excesivo porque nunca en vuestra vida habéis visto nada como FNR4: el nivel de detalle, la fluidez en las animaciones, el peso y la presencia de los volúmenes, la finura de la luz, la tensión de las musculaturas, la calidad de las texturas y las superficies.

Hay juegos que requieren cierto contacto para despertar esa adhesión incondicional que nos hará defenderlos a capa y espada allá donde vayamos, juegos ante cuya exposición prolongada uno termina desarrollando dependencias emocionales o vivenciales, juegos que te acompañan durante ciertas etapas de tu vida y a los que siempre asociarás con la más pura felicidad, pero que requieren tiempo y empeño. FNR4 NO es uno de ellos: porque no le hace falta nada de eso. En nuestro caso no hicieron falta más que dos minutos para enamorarnos y tres para saber que es un título llamado a convertirse en un clásico instantáneo. Quizás nuestro juicio esté nublado por la emoción y quepa en el futuro –cuando podamos dedicarle horas y horas– arrepentirse de lo dicho, pero es lo que tienen estas presentaciones, incluso cuando tienes que jugar en un monitor algo pequeño o situado un poco demasiado bajo: cuando el juego es realmente bueno esos detalles no importan, el flechazo a todos los niveles es inmediato.

Olvidáos, eso sí, de esa inmediatez de combates frenéticos y lluvias de golpes, combos y cosas por el estilo. Un combate de FNR4 se disfruta como se disfrutan las cosas buenas de esta vida y por eso uno siempre desea que se alarguen quizás un poco más. Los enfrentamientos nunca están faltos de ritmo (aunque este varíe sensible y muy verosímilmente entre las diferentes categorías), pero requieren control, estrategia, anticipación y concentración. Si FNR4 logra ponerte realmente en la piel de un boxeador profesional es porque exige de ti fortaleza mental y autocontrol: no es sencillo aguantar seis, ocho, diez asaltos ante un oponente, completamente solo, resistiendo los golpes, buscando los puntos débiles en la defensa del contrario. A veces todo está en la manía que tu contrincante tiene por alternar los golpes entre un brazo y otro, permitiéndote lanzar un certero derechazo al rostro, o en castigar el costado cada vez que amaga y sube los codos.

Toda la épica del boxeo está condensada en este tremendo juegazo que pudimos catar sólo brevemente pero que, en ese corto espacio de tiempo, nos proporcionó tan excelentes recompensas que fue capaz de llenarnos más de lo que muchos otros lograrían en meses. Estad atentos, porque su lanzamiento está previsto para el 30 de Junio en 360 y PS3.

Hemos querido advertirlo desde el principio: el condicionamiento obra maravillas en el cerebro humano, así que quizás Fight Night Round 4 no sea tan bueno como parece, y sólo el espejismo de escuchar la tonadilla de EA Sports nos lo hizo ver así. Quizás todo fue sólo cuestión de pura electroquímica cerebral y de respuesta a un estímulo auditivo.

Aunque, ahora que hago memoria, ¿no estaba al mínimo el volumen de aquel monitor…?

Fight Night Round 4 llegará a las tiendas para PS3 y Xbox 360 el próximo 30 de junio.

Puedes ver más información sobre cómo escribimos nuestros análisis visitando nuestra política de análisis.

Comentarios