Si haces clic en un enlace y realizas una compra es posible que recibamos una pequeña comisión. Lee nuestra política editorial.

Epic Win

Organízate de forma épica

Hoy voy a hablaros de algo grande, muy grande. Tan grande como la vida. Algo que convertirá vuestro iPhone o iPod Touch en vuestro mejor aliado

¿En cuántas películas de mojigatos hemos oído cosas como "La mayor aventura de la vida es la propia vida" o "Mejor vivir que jugar todo el día a los videojuegos? ¿Eh? Bastantes, ¿verdad?1. Pues por fin he encontrado el eslabón perdido, el anclaje que une a la perfección la cotidianidad del día a día con la mayor aventura que os podáis imaginar, y eso es Epic Win.

¿Es una aplicación? Sí ¿Es un juego? Sí ¿Es útil? Oh, Dios, sí.¡Aleluya hermanos! Por fin tendremos una motivación para levantarnos de ese sofá tan cómodo que poco a poco va devorando nuestro trasero y emprenderemos la marcha hacia horizontes tan pendencieros como los que nos ofrecen una pila de ropa sin planchar, las moscas que revolotean sobre los platos sin fregar o esa mancha en el suelo que no parece haberse generado en este planeta.

Con Epic Win podemos encarnar a un fornido bárbaro, una insinuante amazona, un testarudo enano, un inteligente esqueleto (en este caso lo de encarnar es un decir) o un inmenso hombre árbol. Con una de estas encarnaciones deberemos afrontar un camino por el que sólo podremos movernos añadiendo tareas cotidianas, sí, lo que sea. Lavar al perro, hacer la renta, regar los geranios, conseguir todos los logros del CoD: Black Ops… lo que sea. El límite lo ponemos nosotros. Yo por ejemplo tengo ahora mismo la tarea de escribir este post. Exacto, sin Epic Win no estaría escribiendo estas palabras y vosotros seguiríais vuestras vidas sin conocer este pseudojuego.

Pero, ¿cuál es la motivación? ¿Tiene logros? Ojalá. ¿Oro? Sí, eso si, además de la posibilidad de recoger objetos a lo largo del camino que nos ayudarán a… ehhh… a ir a la moda… eso… claro, ¿qué más da? La cuestión es tener una pila de casillas llenas de vistosos objetos y una barra de experiencia llena. Dicha experiencia sale del nivel epicidad que marquemos en cada tarea (entre 50 y 300 puntos), que interpretemos esa misma epicidad en la vida real es cosa nuestra… Um, espera que anote: regar las macetas con el Carmina Burana de fondo.

A la hora de definir las tareas tendremos bastantes opciones para su repetición diaria, semanal y mensual, e incluso podremos marcarnos una alarma para no caer en el despiste y olvidarnos de hacer nuestro trabajo, es un latigazo más a nuestra conciencia que nunca está de más.

Así que ya sabéis, si queréis convertir vuestras aburridas tareas hogareñas en tareas hogareñas épicas, haceros con Epic Win por poco más de 2 euros. Yo lo hice y la cosa está entretenida.

Etiquetado con

Acerca del autor

Avatar de Roberto Pastor

Roberto Pastor

Colaborador

Equipo Game Over: Redactor en Game Over, Alicantino de pura cepa, jugador compulsivo desde los 8 años y amante de muchas cosas divertidas como los videojuegos, el cine, los comics, el manganime y otras cosas mal vistas. No le gustan los juegos deportivos porque provocan obesidad.

Comentarios