Si haces clic en un enlace y realizas una compra es posible que recibamos una pequeña comisión. Lee nuestra política editorial.

Dragon's Dogma

Nueva franquicia de Capcom, mezcla de géneros.

Seamos honestos. Nunca nos hemos preguntado qué pasaría si el equipo de Devil May Cry utilizase su experiencia y expertise en crear un juego que podría ser descrito como Monster Hunter meets Oblivion. Claro que nosotros no estamos en la industria de hacer juegos. Capcom sí, y eso mismo se ha preguntado. Dile hola a Dragon's Dogma.

Suena como una combinación loca, y lo es. Y cuanto más hablan sus creadores, Hideaki Itsuno (director) y Hiroyuki Kobayashi (productor), sobre Dragon's Dogma en este evento llamado Capcom Captivate de Miami, más seguros estamos de haber acertado con eso de estar viendo un cruce entre Monster Hunter y Oblivion.

Tenemos fantasía medieval con sus clichés elevados al cubo: espadas, escudos, dagas, magos, grifos gigantes y, como es natural, dragones. Todo está ambientado en un mundo abierto (el primero de Capcom) y aderezado con misiones, NPCs y ciclos de día y noche.

Puedes viajar por todo su universo. Si ves una criatura gigante atacando un pueblucho ahí a lo lejos, puedes desviarte del camino principal e ir a luchar contra eso. El mundo del juego está lleno de grandes ciudades fantásticas en las que puedes aumentar la potencia de tus armas, comprar chorradillas en las tiendas y recuperar salud. Una de las ciudades más grandes acoje a casi 200 personajes no jugables -todos con su voz y viviendo ciclos de 24 horas-.

Y Dragon's Dogma tiene una historia. Una bastante tonta, pero una historia al fin y al cabo. El juego empieza con el renacimiento del dragón, una criatura legendaria, que elije al protagonista como heraldo. Te habla, te anima a que vayas a buscar cosas... ¿Por qué te llama? ¿Por qué te manda a hacer misiones? De momento no se sabe.

Esperad dragones. Muchos.

Ese dogma del título se refiere a que el dragón te transmite sus conocimientos a medida que avanza el juego. No es Guerra y Paz, pero para Capcom es un progreso, y es bastante Oblivion.

También tendremos, además de rol, combates en tercera persona y un sistema que te permite jugar con otros tres compañeros. Esos se encargan de darles a los enemigos mientras tu te encargas de comandarlos. Esa es la parte Monster Hunter.

Es sorprendente que nos dejen jugar a un título que está tan lejos de su fecha de lanzamiento. Hemos podido luchar contra un monstruo en un campo de césped verde y brillante.

Nuestro personaje es de la clase Strider, una de las tres del juego. El strider parece ser una fusión del pícaro y del arquero de los juegos de fantasía. Tiene dos dagas para el ataque melee y arco y flechas para los combates de larga distancia. Las otras dos clases son el luchador y el mago. Los luchadores son los típicos tanks, y los magos, como es de esperar, atacan desde lejos y curan.

Con el d-pad das órdenes. Nada muy especial, más bien "ir", "ayuda" y cosas así. Los amigos se comunican contigo y te dan información de la batalla. Cuando Itsuno nos comenta que siempre tienen voz, no está bromeando. De hecho nunca se callan.

La lucha comienza con una escaramuza contra unos cuantos goblins. "¡Grupo de goblins!" exclama uno de tus compañeros. Sí, ya los veo. "¡Grupo de goblins!" "¡Grupo de goblins!". Que sí, que lo pillo. Están justo aquí. "¡GRUPO DE GOBLINS!".

A los goblins no les gusta el fuego, y tampoco los ataques traseros. Y lo sabemos porque uno de nuestros compañeros no para de indicárnoslo. "¡Los goblins odian el fuego!", "¡Los goblins odian el fuego!", "¡LOS GOBLINS ODIAN EL FUEGO!".

Así que: luchadores, striders y magos. Dagas, arcos y flechas. Conjuros para revivir y hechizos de fuego. Pero hay un pequeño giro. Los magos no necesitan puntos de magia para lanzar hechizos; en vez de esto, cantan. Cuanto más tiempo están cantando para conjurarlo, más fuerte será. Los habilidades del strider van igual. No consumen puntos, y solo la necesidad de "enfriar" ese ataque limita su uso.

Darle a tope al botón de ataque es lo único que debes hacer para jugar con tus dagas. Y, ocasionalmente, puedes darle a los gatillos para las habilidades especiales cuando están disponibles. Disparar flechas es un poco más complicado. Apuntar hace que aparezca una retícula. Luego tienes que preparar el tipo de disparo que quieres hacer, ya sea "Tiro Cargado" o "Lluvia de Flechas". Tanto los ataques de las dagas como las flechas son rápidos, responden bien y hacen que librarse de los goblins sea fácil.

El combate contra el "¡GRUPO DE GOBLINS!" no está mal, pero tampoco muy bien. Lo que pone interesante las luchas es el monstruo gigante de después.

Puedes ver más información sobre cómo escribimos nuestros análisis visitando nuestra política de análisis.

Acerca del autor

Avatar de Wesley Yin-Poole

Wesley Yin-Poole

Deputy Editorial Director

Wesley is deputy editorial director of ReedPop. He likes news, interviews, and more news. He also likes Street Fighter more than anyone can get him to shut up about it.

Comentarios