Si haces clic en un enlace y realizas una compra es posible que recibamos una pequeña comisión. Lee nuestra política editorial.

Project Cafe

Digital Foundry analiza todos los rumores aparecidos hasta ahora.

También se habla de una GPU AMD de la familia R700, lo cual desafortunadamente nos dice muy poco sobre lo que podemos esperar de los gráficos de Cafe. Sin embargo, cuadra con el modus operandi de Nintendo de usar hardware barato ya existente, seguramente con alguna mejora específica para consolas.

En términos de potencia, el R700 se puede escalar desde una modesta Radeon HD 4350 con 80 unidades de proceso hasta una HD 4980 con diez veces más. La especulación más optimista apunta a una HD 4770 como la base para el chip que finalmente se incluya en Cafe, pero otras fuentes sugieren que la GPU será mucho más parecida a la de Xbox 360 - e incluso hemos oído decir que algunas aplicaciones operan con cierto déficit comparado con Xenos.

Aunque esto pueda suponer una decepción para algunos, es importante recordar que Nintendo ha conseguido un éxito increíble durante los últimos años con una simple combinación de factores: nuevos conceptos que atraen al público mainstream, un precio que se percibe como "correcto" desde el lanzamiento, beneficio con cada consola desde el primer día y no entrar en una guerra de especificaciones con otros fabricantes. Wii - y quizás Project Cafe - no son consolas con un ciclo de vida de diez años como el que necesitan Xbox 360 y PlayStation 3 para recuperar su coste.

Además, debemos entender que el principal objetivo de Nintendo no es el jugador tradicional. Asumamos por un momento que la GPU de Cafe realmente es un 50% más rápida que el chip Xenos de 360 e idéntica en el resto de aspecto, quizás con algo más de eDRAM. En un típico juego third party, ¿qué significaría ese 50% adicional? ¿Al público general le impresionaría un mayor frame-rate, LOD menos agresivo, más detalle en las texturas o incluso una resolución de 1080p? Si no puedes conseguir un verdadero salto generacional a nivel de fidelidad gráfica que el público mainstream note inmediatamente, intentar buscar un nuevo concepto de mando tiene mucho más sentido.

Eso nos lleva a la perspectiva de negocio: hay un coste de venta al que Nintendo debe ajustarse y la inclusión de un pad/tableta se llevará buena parte del presupuesto, lo cual reduce lo que se puede invertir en la CPU y la tecnología gráfica. Aunque podrían jugársela a recuperar las pérdidas con la consola a través de la venta de juegos y periféricos, no es la forma en la que históricamente ha operado Nintendo, y es difícil imaginar que ahora hagan algo diferente, especialmente teniendo en cuenta un clima económico que no se espera que mejore demasiado en los próximos dos años.

¿Y qué hay de los rumores sobre la retrocompatibilidad? Asumiendo que hayan suficientes botones, un d-pad y sticks analógicos, los nuevos mandos eliminarían la necesidad de dar soporte a los viejos conectores para pads de GameCube que incluía la Wii. No hay nada que evite que Nintendo use bluetooth para el tráfico de entrada y salida del mando (junto con WirelessHD o similar para la parte visual), y eso haría que los periféricos de Wii funcionen también. Nintendo podría simplemente añadir un socket en la consola Cafe para conectar la sensor bar de Wii, pero por lo que sabemos Cafe vendría con su propia sensor bar que interactuaría con los nuevos mandos así como con los viejos.

Tecnológicamente, si Cafe de verdad usa una tarjeta gráfica AMD y una CPU PowerPC, hay suficientes aspectos en común con los viejos diseños de Wii y GameCube como para asegurar una retrocompatibilidad decente, aunque algunos de los elementos más raros de las especificaciones originales del hardware podrían introducir problemas. Con más de 86 de millones de Wiis vendidas, debemos asumir que Nintendo querrá incorporar retrocompatibilidad para dar a la nueva consola cierta ventaja casi sin ningún coste.

Lo más interesante de los rumores es que hay temas que no se están tocando y son más importantes. Por ejemplo, ¿cuánta RAM tiene Project Cafe? Con las 512MB de 3DS, esperamos más: al menos 1GB. Y lo mismo con la memoria interna: ¿RAM flash tipo iOS, soporte para tarjetas SD o un disco duro interno? Si lleva una unidad óptica, ¿Blu-ray o DVD? ¿Se podrán emitir las películas también a los mandos?

Y también está el asunto de los servicios de soporte, algo que ningún rumor ha mencionado. Desde el punto de vista de la infraestructura, Nintendo está increiblemente por detrás de Xbox Live. Elementos de 3DS como el Street Pass sugieren que Nintendo ha estado pensando en usos innovadores de la conectividad, pero conceptos como los códigos de amigo o la falta de chat de voz limitan las posibilidades del servicio y hacen que Nintendo se vea muy desfasada en comparación.

Nos sorprendería y nos encantaría un salto tecnológico respecto a la actual generación, pero creemos que la verdadera innovación estará en el mando y en el uso que la compañía hará de él. Son tiempos interesantes para Nintendo, en todo caso, a la espera de un E3 que promete dar mucho de que hablar.

Etiquetado con

Acerca del autor

Avatar de Richard Leadbetter

Richard Leadbetter

Technology Editor, Digital Foundry

Rich has been a games journalist since the days of 16-bit and specialises in technical analysis. He's commonly known around Eurogamer as the Blacksmith of the Future.

Comentarios